La inflación de diciembre fue del 5,1% y la acumulada de 2022 terminó en 94,8%

La inflación de diciembre fue del 5,1% por ciento, según el INDEC. En tanto, la inflación total anual del año 2022 alcanzó el 94,8%. De esta forma, la suba de precios de 2022 es la más alta desde 1991, cuando alcanzó el 84% al inicio de la Ley de Convertibilidad.

Se esperaba un número menor para el último mes del año, después de haber alineado un par de meses de desaceleración de la suba de precios, uno de los problemas centrales de la economía argentina.

La suba de los precios impacta en el poder adquisitivo de la población, que ve perder su capacidad de compra ya que la recomposición de los salarios, jubilaciones y beneficios sociales no alcanza el mismo ritmo que la carestía.

Como fenómeno vinculado, el desbalance entre un crecimiento desmesurado de la inflación y unmenos incremento de los ingresos deriva en una suba de los índices de indigencia y pobreza. Eso porque en la Argentina, ambos flagelos se miden a partir de los valores de canastas específicas cuyas subas a veces son superiores al índice general de precios.

Qué pasó en diciembre

En el último mes de 2022, las mayores subas de precios a nivel nacional se dieron en la división de Restaurantes y hoteles, con el 7,2%. El sector subió sus valores al calor de una fuerte demanda turística tanto en el fin de semana extra largo del 8 al 12 de diciembre como en las Fiestas de fin de año.

En el segundo lugar se ubicó la división Bebidas alcohólicas y tabaco, con el 7,1%. Aquí la excusa de los incrementos también apunta a la fuete demanda de las Fiestas.

Es decir, en ambos casos se estaría en presencia de subas de precios como respuesta a incrementos estacionales de la demanda. Es lo que popularmente se conoce como «salvar el año con un mes de facturación».

El podio de las subas de precios por divisiones lo completó Equipamiento y mantenimiento del hogar, con el 5,9%. El Indec informó que aquí impactó el aumento de salarios que logró el personal de servicio doméstico.

Recorriendo las subas de precios que se observaron en diciembre se puede apreciar cómo influyeron en sus respectivas divisiones. Por caso, las petroleras subieron los combustibles un 6% a principios de ese mes y la división Transporte tuvo un incremento total de 5,8%.

Asimismo, las empresas de medicina privada subieron un 13,8% el valor de sus cuota, con lo que la división de Salud mostró un alza del 5,7% en el mes de diciembre.

Respecto de los Alimentos y bebidas no alcohólicas, se trata de la división más observada por su incidencia dentro de la estructura de precios del Indec (representa el 25% del total). Esta división mostró una suba del 4,7% en diciembre por las subas de las frutas; aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos; pan y cereales; y, en algunas de las regiones, verduras, tubérculos y legumbres.

Qué pasó en 2022

El rubro que más creció a lo largo del año fue el de Prendas de vestir y calzado, con el 120,8%. Se trata de un alza que el gobierno no ha logrado detener a pesar de las charlas, los acuerdos de palabra y los beneficios fiscales que ha concedido al sector productor de textiles como al de la confección.

El segundo rubro con más alza en el año en todo el país fue el de Restaurantes y hoteles, con el 108,8%. Esta división viene mostrando subas sectoriales por encima de la inflación general desde mediados de 2020, en una sucesión sin pausa. Al igual que con los textiles, se trata de un sector beneficiado por políticas específicas del gobierno, como los programas Previaje, además de que las ayudas a las empresas otorgadas durante la pandemia se extendieron en el tiempo para este sector.

Los siguientes rubros con más alzas fueron Bienes y servicios varios (97,8% anual), Equipamiento y mantenimiento del hogar (97,2%) y Alimentos y bebidas, con el 95%. Todos estos sectores tuvieron una inflación por encima de la general, que fue del 94,8% en todo 2022.

No fue homogénea

Detrás del índice de inflación nacional están las realidades de cada una de las seis regiones que emplea el Indec par realizar su estadística. Y hubo disparidades entre ellas.

La región que registró el mayor aumento anual de precios fue la Noreste, con un 96%. En segundo término se ubicó el Gran Buenos Aires (Capital Federal y conurbano bonaerense), con un 95,2%, y el tercer puesto lo tomó la región Noroeste, con un 95,1% de inflación.

Por debajo del promedio general, aparecieron la región de Cuyo, con un 94,4%, la Patagonia, con un 94,3%, y por último se ubicó, la región Pampeana, que tuvo la menor variación de precios en el país: 94,2%.

Fuente: Tiempo Argentino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s