Alemania: ¿Navidad sin regalos por la inflación?

Altos costos de la energía y crecimiento de la inflación cambian las costumbres del consumo en Alemania. ¿Alcanzará la austeridad a la Navidad?

¿Quedarán como un recuerdo las bolsas de regalos navideños?

El encarecimiento de la energía y la inflación, aunados a los efectos económicos de la pandemia de covid-19, han cambiado los hábitos de consumo en Alemania. Según la cámara comercial HDE, el ánimo del consumidor alemán jamás había sido tan malo como hasta ahora. Y eso no es todo. «Puede preverse que que el pesimismo de las consumidoras y los consumidores afecte negativamente el consumo privado en los próximos meses», asegura la organización.

En otras palabras, la de 2022 podría ser una Navidad especialmente austera en Alemania. Ya hay signos claros de que así será. La HDE señala que las ganancias del sector comercial decrecerán cerca de un cinco por ciento, según las proyecciones de esa organización. El comercio por internet, que de por sí había registrado una caída en el primer semestre de 2022, caía un 10,8 por ciento entre julio y septiembre. El comercio de ropa cayó en junio un 10 pr ciento, mientras que el de calzado se desplomaba un 17 por ciento, y el de los artículos electrónicos de entretenimiento, un 20 por ciento.

¿Navidad sin regalos?

¿Qué dicen las cifras de las tendencias concretas hacia la Navidad? La HDE calcula que los alemanes calculan gastar un promedio de 234,90 euros en los festejos navideños, incluidas la cena y el arbolito. Expertos citados por el periódico General Anzeiger afirman que, si estas cifras se confirman en la realidad, el comercio registrará una caida de 10 por ciento en sus ganancias. Los regalos navideños parecen ser la próxima víctima de la inflación y los altos costos de la energía en Alemania. Una encuesta encargada por la plataforma Ebay reveló que aproximadamente uno de cada cinco consumidores en Alemania planea prescindir por completo de hacer regalos navideños como reacción ante la presente coyuntura económica.

Pero la Navidad guarda también una última esperanza para el sector comercial. Este contempla aún la posibilidad de que los hogares alemanes hayan hecho ahorros a lo largo de los dos años y medio desde el comienzo de la pandemia, y que los consumidores estén dispuestos a cubrir con ello el consumo faltante. Esto se verá más claramente en noviembre, cuando las cámaras comerciales harán su último balance de cada a la temporada navideña, en cuanto al ánimo de consumo en el país.

Editado por Enrique López Magallón

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s