Rusia advierte próxima batalla por Jersón y declara ley marcial en cuatro regiones

Moscú anunció este 19 de octubre que prepara una ofensiva por la región de Jersón, en el sur de Ucrania. Rusia señaló que entre 50.000 y 60.000 personas serían “evacuadas” y prohibió la entrada de civiles a la zona. Además, el presidente Vladimir Putin declaró la ley marcial en cuatro regiones que reclama como propias. Los anuncios llegan ante la creciente presión por una contraofensiva ucraniana para recuperar los territorios ocupados por las fuerzas invasoras.

Archivo-Soldados rusos patrullan frente al monumento de la Llama Eterna en Jersón, sur de Ucrania, el 20 de mayo de 2022. © Olga Maltseva/ AFP

Jersón, en el sur de Ucrania, podría ser el escenario de una recrudecida batalla entre las fuerzas locales y las tropas invasoras “en un futuro muy cercano”.

Las autoridades instaladas por Moscú en la región  –recientemente anexada por el Kremlin mediante referendos calificados por Occidente como “ilegales”– advirtieron que pronto lanzarán una renovada ofensiva, en momentos en que buscan frenar el avance del Ejército ucraniano y retener el control de la zona.

Poco después de este anuncio, el presidente ruso Vladimir Putin aseguró que declaró la ley marcial en las cuatro regiones de Ucrania que su Gobierno reclama como propias después de las cuestionadas consultas: Donetsk y Lugansk, en el este del país invadido, y Jersón y Zaporizhia, en el sur.

Se trata de una norma que impone restricciones duras. Limita la libertad de movimiento y expresión, de reunión y manifestación o el derecho a la privacidad en las conversaciones, entre otras medidas. Además, implica que se impone el estado militar en todo el territorio y las funciones civiles del país quedan en manos de su Ejército.

«Estamos trabajando para resolver tareas muy complejas y de gran escala para garantizar un futuro confiable para Rusia, el futuro de nuestro pueblo», dijo Putin al justificar su decisión en declaraciones televisadas a los miembros de su Consejo de Seguridad.

Ocho meses después de ser invadida, Ucrania continúa con importantes contraofensivas en el este y el sur del país en un intento por recuperar la mayor cantidad de territorio posible antes de la llegada del invierno.

Jersón es el área más poblada ocupada por los militares enviados por Vladimir Putin como parte de lo que llama una «operación militar especial», que ordenó contra el vecino país desde el pasado 24 de febrero.

La ciudad homónima se asienta en un territorio que Putin dice que ahora es oficialmente parte de Rusia, tras la realización de los plebiscitos no autorizados y sobre los que Kiev y Occidente denunciaron coerciones hacia la población.

Rusia urge a “evacuaciones” de los habitantes de Jersón; Kiev sostiene que son salidas forzadas

Como antesala de la batalla, Kirill Stremousov, subjefe de la administración local, instó en un video a los residentes a evacuar, justo en momentos en que los soldados de Moscú en el área se han visto obligados a retroceder entre 20 y 30 kilómetros en las últimas semanas.

Stremousov señaló que las afueras de la ciudad de Jersón podrían ser bombardeadas por las fuerzas ucranianas y agregó que los residentes que salieran de allí serían “bienvenidos de regreso” a Rusia.

“Les pido que tomen en serio mis palabras y las interpreten como un llamado a evacuar lo más rápido posible (…) No tenemos intención de entregar la ciudad, resistiremos hasta el último momento», aseveró el funcionario impuesto por el Kremlin.

Pese a que Moscú habla de “evacuaciones” de civiles, Kiev ha denunciado en múltiples ocasiones la salida forzada de los ciudadanos hacia el país invasor, incluidos niños.

Si bien algunas personas en las áreas de Ucrania ocupadas por Rusia han huido a la vecina nación, a medida que avanzan las fuerzas ucranianas en un intento por recuperar sus territorios, otras han informado que fueron obligadas por las autoridades rusas a salir de allí. Miles más han partido hacia el occidente de Ucrania y otras partes de su país aún controladas por las autoridades locales.

Este miércoles, el gobernador designado por Rusia en Jersón, Vladimir Saldo, afirmó que entre 50.000 y 60.000 personas serían “evacuadas” hacia territorio ruso.

El nuevo comandante del Ejército ruso en Ucrania, Sergei Surovikin, sostuvo el martes 18 de octubre que las personas estaban siendo «reasentadas» y describió la situación militar como «tensa».

“El enemigo intenta atacar continuamente las posiciones de las tropas rusas”, afirmó Surovikin en su primera entrevista televisada desde que fue designado a principios de este mes.

Los líderes prorrusos señalaron que cerca de 10.000 residentes saldrán de allí cada día, mientras algunas regiones rusas se preparan para su llegada. Más de 5.000 personas ya abandonaron Jersón en los dos últimos días.

Está previsto que los traslados masivos, que iniciaron desde el pasado viernes 14 de octubre, duren alrededor de seis días más, según aseguró Saldo, citado por la agencia estatal de noticias rusa, Tass.

Moscú prohíbe la entrada de civiles a Jersón

Esta es otra de las medidas tomadas por los rusos, de cara al lanzamiento de la nueva batalla por la región.

El gobernador nombrado por la Administración de Putin aseguró en las últimas horas que no estará permitida la entrada de civiles durante siete días.

Vladimir Saldo indicó que los líderes rusos allí cuentan con los recursos para aferrarse al control de la ciudad de Jersón y que la medida es necesaria para «mantener a los civiles seguros».

Un grupo de bomberos ayuda a una mujer a evacuar un edificio residencial destruido por un ataque con drones lanzados por Rusia, que las autoridades locales consideran que son de fabricación iraní. En Kiev, Ucrania, el 17 de octubre de 2022. © Reuters/Vladyslav Musiienko

Entretanto, los militares rusos siguen propinando ataques aéreos con drones que Kiev y Occidente afirman serían suministrados por Irán, con los que destruye infraestructura civil crucial.

Como resultado, miles de habitantes a lo largo de la nación han quedado sin servicio de agua potable ni de energía eléctrica, en momentos en que descienden las temperaturas y se aproxima el invierno.

Por Yurany Arciniegas France24

Con Reuters y AP

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s