Sindicatos franceses realizan nueva jornada de huelga ante la elevada inflación

Pese a que las autoridades indicaron que la huelga de este jueves, 29 de septiembre, contó con una participación mucho menor a la esperada, los sindicatos que hicieron parte del paro aseguraron que todas las organizaciones de trabajadores del país tienen las mismas exigencias: el aumento en los salarios y la eliminación de la reforma pensional que busca aumentar la edad de jubilación.

Philippe Martinez, líder de la CGT, durante la huelga de este jueves, 29 de septiembre, en París, la capital francesa. © Gonzalo Fuentes / Reuters

Miles de trabajadores franceses inundaron las calles de varias ciudades para protestar contra la reforma a las pensiones y exigir mejores salarios ante la inflación sin precedentes que vive el país, la cual llegó en agosto al 5,9 %. 

En el paro de este jueves 29 de septiembre se registraron alrededor de 200 concentraciones a lo largo y ancho de Francia en la primera jornada de movilización desde el inicio del curso escolar. La Confederación General del Trabajo (CGT) afirmó que «más de 250.000» personas participaron de las marchas.

Con consignas como «aumenten nuestros salarios, no a la miseria», los empleados marcharon en la manifestación convocada en París por los sindicatos CGT, FSU y Solidaires, además de organizaciones de jóvenes que reclaman alzas en los salarios pero también piden que se elimine la reforma a las pensiones impulsada por el Gobierno de Emmanuel Macron, la cual prevé un aumento en la edad de jubilación de 62 a 65 años.

Particularmente, la CGT reclama diez «medidas urgentes para los salarios y el poder adquisitivo» entre las que, además del incremento salarial, se incluye un aumento en las becas y los subsidios sociales, además de condenar la reforma pensional que será discutida en los próximos meses. Al respecto, la organización sindical alega que es necesario bajar la edad de retiro a 60 años.

Entretanto, en la ciudad de Marsella, según la Policía, más de 4.000 ciudadanos marcharon en una protesta que contó con una breve participación del líder opositor de La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon. A su vez, en Nantes, se estima que más de 3.000 franceses se movilizaron. Muchos de ellos corearon el lema «la precariedad no es un trabajo, no perdamos la vida ganándonosla».

El Gobierno anunció nueva ronda de conversaciones sobre la reforma pensional; los sindicatos continúan oponiéndose

La primera ministra Élisabeth Borne anunció que el Gobierno francés abriría la próxima semana una nueva ronda de concertaciones sobre la reforma pensional. Esto con miras a que «antes del invierno», el Ejecutivo adopte un proyecto de ley para que, de ser aprobado, entre en vigor para el verano de 2023 con un «aplazamiento progresivo de la edad de retiro de cuatro meses por año, finalizando en 65 años en 2031».

Pese a que esta jornada no contó con la participación de la CFDT ni de la FO, el líder de la CGT, Philippe Martinez, señaló que se trata de una «primera advertencia» al Ejecutivo. La semana pasada, el referente sindical había asegurado al canal France 2 que «todos los sindicatos en Francia están en contra de trabajar hasta los 64 o 65 años», al tiempo que advirtió que si las conversaciones con el Gobierno son para discutir el aumento en la edad de retiro, «no van a durar mucho».

Todas las organizaciones sindicales francesas se reunirán el próximo 3 de octubre para determinar si realizan una nueva jornada general de manifestaciones. Esto a la vez que los partidos de izquierda tienen previsto una «gran marcha contra el alto costo de la vida y la inacción climática» el próximo 16 de octubre.

Macron advirtió sobre posibles elecciones anticipadas si la oposición bloquea la reforma

En declaraciones al canal LCI, el ministro de Trabajo, Olivier Dussopt, confirmó que el presidente Macron considera como posible opción disolver la Asamblea Nacional y convocar a elecciones legislativas si los grupos de oposición se unen en una moción de censura para evitar que se evite la adopción de la reforma pensional.

El funcionario, responsable de las negociaciones, explicó que «si todas las oposiciones se unieran», el jefe de Estado podría convocar de nuevo a los franceses a las urnas para que elijan «cuál es la nueva mayoría que quieren».

La posibilidad de disolver el Parlamento fue planteada por el mandatario en una cena de trabajo que se llevó a cabo el pasado 28 de septiembre en el Elíseo y a la que asistieron los representantes de los partidos que lo respaldan.

Con EFE y AFP

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s