Recesión, el temible fantasma de la contracción económica

En Alemania, destacados economistas advierten del peligro de una recesión. Pero, ¿qué significa que la economía se contraiga?

Primero vino la pandemia de COVID-19 y luego la guerra de Ucrania: la economía alemana ha sufrido duros golpes. Los precios y los intereses suben, los problemas en la cadena de suministro y la escasez de energía son un lastre para la coyuntura económica. En ésta, según las teorías económicas, hay fases ascendentes y descendentes. Con frecuencia se diferencian cuatro: expansión, auge, recesión y depresión.

La recesión representa el declive que se produce, por ejemplo, cuando las capacidades productivas ya no se emplean plenamente, porque disminuyen los pedidos del exterior y en el mercado interno baja la demanda de bienes y servicios. Esto podría ocurrir muy pronto, no solo en Alemania, porque los altos precios de la energía absorben gran parte de la capacidad adquisitiva de la gente. A los consumidores les falta dinero para otros fines.

La clave del PIB

El baremo es el producto Interno Bruto o PIB. El concepto se refiere al valor de todos los servicios y productos que se generan en un determinado período de tiempo.

Si el PIB se reduce en dos trimestres consecutivos se habla de una «recesión técnica”. Esta amenazó ya a fines de 2021, luego de que el PIB del último trimestre se redujera en un 0,3 por ciento, como consecuencia de la pandemia. Pero en los primeros tres meses de 2022 el rendimiento económico repuntó, registrándose un crecimiento del 0,2 por ciento.

La temida depresión

Si una recesión se prolonga por un período más largo, puede derivar en una contundente crisis. Se habla en tal caso de una depresión económica. Aumentan el desempleo y las quiebras, las mercancías se acumulan en los depósitos. Crisis financieras, colapsos bursátiles y quiebras bancarias redondean ese temible escenario.

El antídoto: programas estatales de ayuda

El Estado tiene la tarea de evitar que la economía caiga en una depresión y, por consiguiente, en la fase más baja del ciclo coyuntural. Por eso, intentará impedir ya de antemano que se produzcan recesiones o, al menos, lograr que sean lo más breves posible. Un medio comprobadamente eficaz son los paquetes de ayuda que alivien las cargas de empresas y ciudadanos, como subsidios y rebajas tributarias.

(ers/ct)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s