La visita de Melenchon a De Magistris para reconstruir una izquierda europea

“Solidaridad con Cristina Kirchner por el atentado, por el horrendo intento de asesinarla”. Jean-Luc Mélenchon, de 71 años, líder de Francia Insumisa, la izquierda radical francesa con un 22% de los votos en las elecciones presidenciales y un 26% en las legislativas, elige venir a Italia para apoyar a Unión Popular de Luigi de Magistris en las elecciones parlamentarias del próximo 25 de septiembre. En declaraciones a El Cohete, dirigió su pensamiento a la Vicepresidenta argentina: «Tampoco la persecución judicial en curso contra Kirchner ayuda al pueblo argentino».

Melenchon y De Magistris ante la tumba de Gramsci

Está en Roma para apoyar a De Magistris y lo hizo en un lugar insólito, ningún gran político viene aquí a dar discursos: el Quadraro, un suburbio de Roma ya símbolo de la Resistencia contra los nazis. Y, junto al ex alcalde de Nápoles, llenó la plaza.

Otros hubieran querido su respaldo, Cinco Estrellas y la pequeña izquierda aliada con el Partido Demócrata. ¿Por qué eligió en su lugar a la Unión Popular?

—Porque su programa es idéntico al nuestro. Y porque conozco a de Magistris desde que era alcalde de Nápoles: un político capaz de desempeñar un papel de gobierno sin descuidar los problemas ecológicos y sociales. En Nápoles, el agua es realmente un bien común, mientras que otras ciudades la han privatizado. Estamos en el mismo espacio cultural, ambos tratamos de reformar el pensamiento de izquierda manteniendo unidos los temas del medio ambiente y la pobreza. Por ejemplo: si los que gobiernan no aumentan los salarios, no pueden pedir comprar productos orgánicos, que requieren más trabajo y por lo tanto cuestan más. La nueva izquierda europea debería partir de estos temas: por eso rechazamos los compromisos con el «sistema». Aparte de la Unión Popular, en Italia todo el mundo se ha reconciliado con el neoliberalismo: el ex primer ministro Giuseppe Conte, de Cinco Estrellas, no es el Mélenchon italiano como algunos han afirmado.

—El Partido Democrático, sin embargo, pide un «voto útil» contra la derecha.

—La base de la democracia no es el consenso, sino el disenso. Enrico Letta debería releer los “Discursos sobre la primera década de Tito Livio” de Maquiavelo. La cultura italiana tiene las respuestas correctas.

—Salvo la favorita en las elecciones Giorgia Meloni y una fracción de izquierda, aliadada al Partido Democrático, todos los demás apoyaron al gobierno de Draghi en el parlamento.

—De hecho, en Italia hay dos oposiciones: Meloni, también aliada con otros que apoyaban a Draghi, y la nueva Unión Popular, no comprometida con nadie: por tanto los italianos opuestos al gobierno de Draghi pueden elegir quedarse con los que ven a los inmigrantes como el único problema, o Unión Popular con su programa social, con salario mínimo. Todos pueden reconocer al menos una cosa en Italia: los candidatos de la Unión Popular y De Magistris son valientes, si quisieran una buena carrera podrían haber llegado a un acuerdo con otros.

—En Italia estamos acostumbrados a las alianzas de izquierda que nacen para las elecciones y mueren inmediatamente. ¿Cree que la Unión Popular debería resistir incluso si no logra ingresar al Parlamento?

—¡Seguro! Tengo fe en De Magistris y en Poder al Pueblo (que, con Refundación Comunista y otras asociaciones, forma parte de la Unión Popular). Me dijeron: “¿Qué vas a hacer a Italia? Ustedes en Francia obtuvieron el 26%, ¿ellos?». Respondí que no me importaba, que era lo correcto, que tomaría tiempo y esfuerzo, pero que la Unión Popular ahora debe ser apoyada en Italia. Y no confíes en las encuestas de todos modos. También se equivocaron en Francia, me dieron cinco puntos por debajo, la Unión Popular lo hará.

—Muchos han escrito que está del lado de Putin. ¿Es verdad?

—La invasión rusa a Ucrania comenzó el 24 de febrero a las 5 am. A  las 7 am Francia Insumisa condenó la acción de guerra. Madame Le Pen, una amiga de Meloni, se reunió con Putin, no yo. ¡Apoyé a un disidente que pasó cuatro años y medio en prisión! Ahora está del lado de Putin, en cuanto me enteré rompí relaciones. Mienten y quieren golpearme porque soy un no alineado y porque creo que los autoproclamados líderes de la guerra de Europa contra Putin han equivocado todos los movimientos: como en 1984 de George Orwell, se están estableciendo bloques geográficos hostiles, ¡Se fortalecieron las relaciones ruso-chinas y los Estados Unidos disfrutan de un dólar cada vez más fuerte! Los europeos somos los pavos de esta historia, los poderosos del mundo comen sobre las espaldas de los europeos. Se necesitarían otras estrategias y se necesitan quienes las propongan: en Italia con la Unión Popular tienes una oportunidad única.

POR GIAMPIERO CALAPÀ 

El Cohote a la Luna

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s