¿Cuántas veces hay que reconstruir Gaza para volver a bombardearla?

Israel es tristemente célebre por bombardear a los inocentes de la Franja de Gaza. Durante la última ofensiva militar israelí de tres días contra el enclave asediado, el 5 de agosto, murieron 49 personas, entre ellas 17 niños y cuatro mujeres.

El humo se eleva después de un bombardeo israelí sobre el edificio del complejo gubernamental de Ansar en la ciudad de Gaza, Gaza, el 14 de mayo de 2021 [Ali Jadallah / Agencia Anadolu]

Los ataques aéreos y de artillería israelíes también alcanzaron varios objetivos en toda Gaza que, según ellos, pertenecían a la Yihad Islámica, destruyendo campos de refugiados y más de 1.500 viviendas, y desplazando a unos 450 palestinos de sus hogares, que quedaron completamente dañados.

Bautizada como «Operación Amanecer», la Sociedad de la Media Luna Roja de Qatar ha lanzado desde entonces una campaña de «Devoción a Gaza» para recaudar 2,7 millones de dólares para ayudar a reconstruir las viviendas destruidas.

La sangrienta embestida contra Gaza se produjo sólo un año después del ataque israelí de 11 días en mayo de 2021, durante el cual murieron y resultaron heridos civiles, decenas de miles de personas fueron desplazadas, se destruyeron viviendas e infraestructuras vitales y se interrumpió gravemente el suministro de servicios básicos.

Los centros de salud y las oficinas de los medios de comunicación, así como las escuelas y las mezquitas, fueron algunas de las estructuras atacadas. Las granjas de trigo quedaron calcinadas.

No hay derechos humanos en Gaza: caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].Como resultado, la mayoría de las personas se refugiaron temporalmente en escuelas, o en casa de amigos y familiares, antes de regresar a sus hogares. Sin embargo, unas 1.800 familias -unas 10.000 personas- siguen sin poder regresar.

Tras el cese de los bombardeos, el Ministerio de Vivienda palestino en Gaza anunció que había sufrido daños por valor de 479 millones de dólares y que las pérdidas se habían producido en los sectores de la vivienda, las infraestructuras, el desarrollo y la economía.

Las promesas de ayuda para «reconstruir viviendas y carreteras» y «apoyar a los civiles de Gaza» llegaron a raudales, gran parte de ellas directamente a la UNRWA, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos.

Adnan Abu Hasna, portavoz de la UNRWA en Gaza, dijo que la Agencia recibió 60 millones de dólares de los donantes para arreglar y reconstruir casas. En particular, Egipto y Qatar prometieron 500 millones de dólares cada uno para la reconstrucción.

Además, Malasia lanzó un fondo «unificado» para apoyar a los palestinos de la Franja de Gaza ocupada.

Y, aunque Israel aceptó eliminar las restricciones a la entrada de materiales de construcción en Gaza el pasado mes de agosto, los funcionarios de Gaza sostienen que Israel sigue presionando a los donantes para que no financien los proyectos de reconstrucción.

Los daños por valor de 479 millones de dólares se produjeron tras el informe de la ONU de 2020, que reveló que el bloqueo ha empujado a más de un millón de palestinos en Gaza por debajo del umbral de la pobreza y ha costado al enclave 16.900 millones de dólares.

El informe de la ONU se sumó al anuncio del Ministerio de Desarrollo Social de Gaza en 2019 de que las tasas de pobreza y desempleo en la Franja alcanzaron casi el 75% debido a la embestida de dos días de Israel contra Gaza en noviembre, denominada «Operación Cinturón Negro».

Los funcionarios israelíes se jactaron de su «gran victoria» sobre el «terror» en la Franja de Gaza, que causó la muerte de 34 palestinos, entre ellos ocho niños y tres mujeres, e hirió a otros 111.

Antes de la «Operación Cinturón Negro» de Israel sobre Gaza, el Ministro de Vivienda palestino anunció en febrero de 2019, que el 90% de las casas destruidas por Israel durante la ofensiva militar de 2014 contra Gaza habían sido reconstruidas gracias a los millones vertidos hacia proyectos de ayuda a la reconstrucción de hogares palestinos.

Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Social de Gaza añadió en su comunicado de prensa que, desde la «Operación Cinturón Negro» de Israel sobre Gaza, el 70% de la población sufre inseguridad alimentaria. Esto, continuó, es el resultado de «las agresivas prácticas israelíes que se han incrementado desde la Segunda Intifada, que estalló en 2000, y que han privado a miles de palestinos de sus puestos de trabajo».

Como consecuencia, la economía palestina no pudo «crear nuevos puestos de trabajo para dar cabida a esos trabajadores sin formación».

«El bloqueo impuesto por Israel a la Franja de Gaza desde 2006 restringiendo la circulación de ciudadanos y mercancías, además de tres guerras en 2008-2012-2014, y la división de las fuerzas palestinas, crearon una realidad política, económica y social compleja y difícil.»

También en 2019, tras la «Operación Cinturón Negro», el jefe del Comité Popular contra el Asedio Israelí a Gaza, el diputado Jamal Al-Khodari, afirmó que Gaza sigue necesitando 280 millones de dólares para reconstruir las viviendas demolidas durante la ofensiva israelí de 2014 sobre el enclave, que duró 51 días y causó la muerte de 2.200 personas y daños masivos en los edificios e infraestructuras de la Franja.

Al-Khodari dijo, en un comunicado, que la reconstrucción de estos hogares es una «cuestión humanitaria, ética y legal», señalando que las mujeres, los niños y los hombres que solían vivir en estos hogares «están actualmente sin hogar».

Ver cómo sus hogares son bombardeados y reducidos a montañas de agujeros salpicados de escombros cada vez que se reconstruyen y apenas se recuperan, se ha convertido en un círculo vicioso en la brutalizada Gaza, donde viven más de dos millones de personas.

Se ha demostrado en repetidas ocasiones que la comunidad internacional que emite declaraciones de preocupación y dona ayuda, ofrece muy poca resistencia a los 15 años de bloqueo de Israel. La ONU predijo en 2012 que Gaza sería inhabitable en 2020. Desgraciadamente, por innumerables medidas, la predicción ha resultado acertada.

¿Cuántas veces más deberá reconstruirse Gaza para volver a ser bombardeada, para que la comunidad internacional comprenda que la realidad es que, para que Gaza tenga un futuro sin destrucción ni sufrimiento, el fin completo del inhumano bloqueo terrestre, marítimo y aéreo impuesto por el apartheid israelí es la única solución?

El asedio agobiante a la Franja de Gaza no protege a nadie, salvo al régimen israelí y su libertad para matar, mutilar y traumatizar a los palestinos, con cero consecuencias.

Nota del Editor: Esta publicación pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista El Octavo Día. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la problemática abordada.

Seguinos en:

 Twitter: @eloctavodia_tdf

Facebook: https://www.facebook.com/eloctavodiatdf

Instagram: https://instagram.com/eloctavodia.tdf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s