Día Mundial Sin Tabaco

Desde 1987, el 31 de mayo se celebra en todo el mundo el Día Mundial sin Tabaco como una manera de generar conciencia sobre el impacto negativo del hábito de fumar, tanto en la salud de las personas como para el ambiente.

Día Mundial Sin Tabaco
Día Mundial Sin Tabaco

Instituido por la Asamblea Mundial de la Salud, este día es una gran oportunidad para recordar que el consumo de tabaco es la principal epidemia sanitaria prevenible y que los beneficios de dejar de fumar son casi inmediatos: según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a las 12 horas las concentraciones de monóxido de carbono en la sangre vuelven a la normalidad y entre la segunda semana y los tres meses ya mejoran la circulación sanguínea y la función pulmonar. 

A pesar de los esfuerzos a nivel mundial para poner un freno al consumo de tabaco, todavía éste es responsable de 8 millones de muertes anuales a nivel global y en la Argentina se estima que cada año mueren 48.000 personas debido a enfermedades relacionadas con él (14% de todas las muertes). Sin ir más lejos, se sabe que el tabaquismo es la principal causa de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y que 9 de cada 10 personas con cáncer de pulmón son fumadoras. 

La EPOC una enfermedad crónica y progresiva, pero prevenible y tratable, es la tercera causa de muerte en el mundo y en la Argentina se estima que afecta a 2,5 millones de personas, aunque 1,9 millones desconoce el diagnóstico, lo que evita que accedan a las terapias que pueden retrasar el avance de la enfermedad y hace, además, que tengan una mala calidad de vida. Por año, es responsable de 6.345 muertes y 30.500 internaciones en el país.

Por otro lado, con 12.000 casos al año, en Argentina el cáncer de pulmón es el tercer tipo de tumor más frecuente para ambos sexos, pero el que registra el mayor número de muertes anuales. 

Existen dos tipos principales de cáncer de pulmón: el de células pequeñas (CPCP), que representa alrededor del 15% de todos los casos; y el cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP), que representa aproximadamente el 85% de los casos. Según su grado de avance, además, la enfermedad se clasifica en estadios del I al IV y los tratamientos y el pronóstico de los pacientes pueden variar mucho de acuerdo a la etapa del diagnóstico. Cuanto antes se diagnostique, más posibilidades de sobrevida tendrá la persona. 

En este sentido, y como este tipo de tumor no suele dar síntomas hasta sus etapas más avanzadas, cada vez se le está dando más importancia a las posibles estrategias de screening para el diagnóstico temprano: la realización de una tomografía con baja emisión de radiación en personas consideradas de riesgo (por su edad o antecedentes de tabaquismo, entre otros) podría ser la herramienta más eficaz para detectar precozmente la enfermedad.

Con el objetivo de ayudar a las personas que fuman a dejar el cigarrillo, el laboratorio AstraZeneca se unió a LALCEC para realizar el taller gratuito de cesación tabáquica “Chau Pucho”, que comienza el 23 de mayo y cuyas inscripciones se realizan a través de este link. Será en el marco de un programa integral sobre cáncer de pulmón que llevan adelante en conjunto ambas organizaciones y ofrecerá distintas actividades durante el año.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s