Senado: el oficialismo dio dictamen al proyecto para para pagarle al FMI con dólares fugados

Los legisladores de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda avanzaron con la iniciativa del senador oficialista, Oscar Parrilli, que crea un fondo a partir de dólares provenientes de la fuga, pero dejó para próximas reuniones el tratamiento del segundo proyecto que modifica las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal.

El Frente de Todos en el Senado logró este miércoles darle dictamen favorable al proyecto que crea Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI, en medio de cruces con la oposición que no acompaña la iniciativa.

Los legisladores de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda reunidos en el Salón Azul del Palacio Legislativo avanzaron con la iniciativa del senador oficialista, Oscar Parrilli, que crea un fondo a partir de dólares provenientes de la fuga, pero dejó para próximas reuniones el tratamiento del segundo proyecto que modifica las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal, lo que le permitiría a los fiscales a cargo de la investigación de la causa no tener que esperar la autorización de un juez para acceder a esa información.

«Ha sido un debate rico, se está discutiendo quién va a pagar la deuda con el FMI en el marco de una discusión profunda sobre evasión impositiva y fuga de capitales. Sería muy injusto que la carga de esta deuda recaiga en la totalidad del pueblo argentino», afirmó, al cierre del encuentro, el senador oficialista y titular de la Comisión de Presupuesto, Ricardo Guerra.

Desde Juntos por el Cambio, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, el chaqueño Víctor Zimmermann, adelantó el no acompañamiento de su interbloque al tildar de «inoportuno» el proyecto. Sin embargo, consideró una realidad que en la Argentina haya fuga de capitales y planteó como «gran desafío» el trabajar para generar «políticas de previsibilidad».

Más allá de que el oficialismo realizó en el día de ayer una serie de modificaciones a la iniciativa, desde la oposición siguen insistiendo con su mirada de que se trata de un «blanqueo». «Si no hay otras modificaciones esto va a seguir siendo un blanqueo. Vamos a tratar a quien tiene dinero no declarado en el exterior mejor de lo que nuestra legislación vigente lo haría», consideró el senador, Martín Lousteau, quien chicaneó a Parrilli, con la división del bloque del Frente de Todos. «Usted, en nombre de qué bloque habla», le espetó.

Desde el nuevo interbloque del Frente de Todos, defendieron la iniciativa, ante las críticas. La senadora Juliana Di Tullio, nueva titular del Bloque Unidad Ciudadana, aseguró: «Acá estamos armonizando los considerandos del proyecto con el articulado. No es un blanqueo. Y como es compulsivo, no hay necesidad de restringir a nadie».

Por su parte, el fomoseño, José Mayans, que quedó al frente del bloque oficialista Frente Nacional y Popular, agregó: «No decimos que este proyecto va a resolver el problema de la deuda externa, esta es una herramienta más. Una herramientas para aquellos que evadieron y que tienen cuentas ocultas en países especiales».

Qué dice el proyecto que crea un fondo para pagarle al FMI

El proyecto que crea el Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI establece que sea constituido en moneda extranjera, dólares estadounidenses y sus recursos.

La vigencia del Fondo será hasta la cancelación total de la deuda con el FMI, o hasta el plazo que fije el Poder Ejecutivo, y sus recursos serán exclusivamente destinados a este fin y deberán contemplar los montos previstos o reservados para los incentivos a los colaboradores que contribuyan a identificar evasores.

Sostiene que el Fondo será administrado y gestionado por el Ministerio de Economía, y el proceso de contralor, fiscalización y supervisión de su gestión será realizado por la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior del Congreso.

La iniciativa establece que el aporte «no representará una nueva carga impositiva para la mayoría de los argentinos, ya que solo le corresponderá pagar a quienes tengan bienes en el exterior y estén evadiendo impuestos o lavando dinero».

Los alcanzados por esta iniciativa deberán realizar un aporte del 20% de sus bienes no declarados, porción que deberá ser abonada en dólares.

El proyecto indica que «en el caso de declarar los bienes pasados los seis meses de la entrada en vigencia de la ley, la alícuota subirá al 35%», y agrega que quienes no se allanen al pago de este aporte «corren el riesgo de tener una pena en prisión», tal como lo estipula la ley vigente.

Los senadores oficialistas proponen también usar la figura del «colaborador», que se aplicará a quienes faciliten el hallazgo de bienes no declarados. Los que ayuden a este fin serán premiados con hasta el 30% de lo que se obtenga por la información aportada.

Podrán colaborar tanto las personas físicas como también las entidades bancarias, que serán liberadas de cualquier acuerdo de confidencialidad con el evasor, tal como lo establece el segundo expediente. Los que ayuden a este fin serán premiados con hasta el 30% de lo que se obtenga por la información aportada.

Fuente Ambito

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s