Flor de la V respondió a las declaraciones de Amalia Granata y Carmen Barbieri sobre la comunidad trans: «Es un discurso de odio»

«Cuando lo vi el primer día, dudé si hablar del tema (…) pero cuento todo porque es algo que me atraviesa», expresó Florencia de la V esta tarde en Intrusos, desde donde decidió responder a las declaraciones de Amalia Granata y de Carmen Barbieri, quienes definieron como «privilegios» políticas públicas que garantiza el Estado.

Flor de la V respondió a las declaraciones de Amalia Granata y Carmen Barbieri sobre la comunidad trans: "Es un discurso de odio"
Flor de la V respondió a las declaraciones de Amalia Granata y Carmen Barbieri sobre la comunidad trans: «Es un discurso de odio»

Sucedió el pasado lunes en el programa televisivo Mañanísima, que la capocómica conduce por Ciudad Magazine, donde realizaron una entrevista a la legisladora por la provincia de Santa Fe.

«A ver, sos trans. No tenés ninguna incapacidad para ir a trabajar y pagarte por tus propios medios el tratamiento de hormonización. Nosotros desde el Estado no podemos pagarle un tratamiento de hormonización a un trans (sic) que puede ir a trabajar tranquilamente porque su condición, o su manera de percibirse trans, o de elegir su sexualidad, no le permite ir a trabajar», manifiesta Granata luego de que Barbieri le preguntara: «Tienen un sueldo. Decime si estoy equivocada».

«El Estado no nos está haciendo un favor sino que por primera vez, está ejerciendo una reparación histórica a un colectivo que fue negado, invisibilizado y casi exterminado por esta sociedad violenta y patriarcal», expresó Flor de la V.

Este jueves, la capocómica difundió un pedido de disculpas, mientras que Granata decidió continuar acrecentando la polémica desde Twitter y en su paso por LAM.

«No me sorprende lo de Granata pero tampoco lo de Carmen», retomó Flor de la V frente a cámara. «Porque creo que muchas personas tienen un pensamiento de la boca para afuera pero cuando suceden este tipo de cosas muestran que eso está escondido. Porque claramente hay una parte de la sociedad que cree que nos están haciendo un favor dándonos las hormonas», sostuvo.

«Yo no sé de presupuestos pero lo que sí sé como persona trans es que pago una obra social carísima y que desde enero estoy peleando para que me den mis hormonas. El Estado no nos está haciendo un favor sino que por primera vez en 40 años, está haciendo una reparación histórica a un colectivo que fue negado, invisibilizado y casi exterminado por esta sociedad violenta y patriarcal», argumentó.

En este sentido, la conductora y también actriz destacó que «no todos tuvimos ni tenemos las mismas posibilidades», señalando la apelación a la meritocracia a la que apeló el discurso de Granata y Barbieri; y por tanto «los medios tenemos una responsabilidad sobre lo que decimos».

«Esto que acaba de suceder es un discurso de odio, porque estás estigmatizando a un grupo de personas. Cuando hablan de privilegios es no tener conciencia de varias cosas. Una, que nuestro colectivo tiene un promedio de vida de 35 años, cuando el promedio es de casi 80 para cualquier persona. Punto número dos, tiene que ver con la exclusión del hogar. Cuánto más temprana es la asumisión, a partir de los 13 años, a muy corta edad, en el 80% de los casos las personas son expulsadas de su casa», continuó subrayando Florencia.

«No hay mucha estadística porque nosotras no formábamos parte de la sociedad. Nos cazaban y lo digo literal, en la época de la Panamericana, antes de ser lo que es hoy, la policía nos atravesaba con sus patrulleros. Esto sucedía en plena democracia», indicó.

«A mi me gustaría que cada uno desde sus casas haga un ejercicio: pensar a cuántas personas trans conocen trabajando en el subte, en el supermercado; a cuántas te cruzás diariamente. No formamos parte de la sociedad. Por el simple hecho de ser trans no te contrataban y el único método para sobrevivir es la prostitución, aún más cuando el sistema de escolaridad es básico», profundizó.

La conductora señaló que es necesario «hablar de la poca empatía que tiene una persona que ocupa un cargo público» y «sobre todo que debería tener la responsabiliad mínimamente de informarse antes de hablar». 

«Nosotras pensamos que con la Ley de Identidad de género (2012), vos ibas a poder ir a un lugar con tu DNI y obtener trabajo. Y es algo que no pasó. Por eso hablo puntual de lo de Granata y Barbieri. Sentimos que si el Estado no se pone en marcha para que podamos trabajar, nuestro colectivo va a seguir siendo vulnerado. Es algo que está sucediendo pero muy lentamente», concluyó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s