Corrientes: «La provincia está ardiendo»: continúan los incendios forestales

Los incendios forestales en Corrientes no dan tregua. Allí, los brigadistas, asistidos por dos aviones hidrantes, libran una dura batalla, que se complica día a día, contra las llamas.

Foto: NA.
Foto: NA.

“La provincia está ardiendo”. Así de tajante fue el jefe de Operaciones de Defensa Civil de la provincia, Orlando Bertoni. En varios lugares se detectaron animales muertos y más de 180 mil hectáreas fueron afectadas por el fuego.

Desde Confederaciones Rurales Argentinas emitieron un comunicado en el cual solicitan que el Gobierno Nacional tome medidas por la enorme sequía y los incendios que azotan la zona.

“Nos preguntamos dónde están las brigadas nacionales de manejo y control del fuego, los aviones hidrantes y los recursos del plan nacional de manejo del fuego. Necesitamos soluciones para los productores del norte argentino, hoy desamparados y con un Estado nacional ausente”, indica el comunicado.

Entre hoy y mañana se esperan precipitaciones que contribuyan a extinguir el fuego.

Los focos activos se encuentran en el sur del Parque Nacional Iberá, donde las autoridades decidieron el pasado miércoles cerrar el acceso al parque por precaución. Por otra parte, Colonia Romero, en cercanías a la localidad de Berón de Astrada, también vive una situación alarmante ya que las autoridades evaluaron la posibilidad de evacuar familias “porque el fuego está muy cerca de las casas”.

Días anteriores el calor extremo y la falta de lluvia dificultaron las tareas de los brigadistas, pero desde ayer el panorama tomó una nueva postura al haberse nublado. Entre hoy y mañana se espera que en la provincia haya precipitaciones. “Esperamos que se cumpla, porque sería de gran ayuda para extinguir el fuego propagado en vastas zonas rurales de la provincia”, manifestó Bertoni.

Desde el miércoles solo un avión hidrante trabajaba en la provincia y luego del pedido desesperante de los ciudadanos y las autoridades, el Gobierno Nacional envió otra aeronave que ya se encuentra trabajando en el lugar. En este sentido Diego Caram, intendente de Mercedes, confirmó que se espera la llegada de funcionarios del Ministerio de Agricultura de la Nación para hacer un relevamiento y elaborar proyectos para la asistencia.

En estos momentos las localidades de San Miguel, Saladas, Concepción, Berón de Astrada, Caá Catí, Santa Ana e Itatí son las más afectadas por el fuego. “En valores, las pérdidas por los incendios son incalculables, no solo fueron forestales, sino que dañaron alambrados de campos, sistemas eléctricos que dejan a localidades sin luz, sin contar el impacto ambiental de la cantidad de animales y plantas autóctonos afectados”, afirmó Bertoni.

El alerta por sequía se extendió hasta abril, ya que se estima que habrá un 83% de seca en toda la provincia por la falta de lluvias. “Necesitamos que lluevan 250 milímetros todo el mes, pero que sean 50 milímetros por día para que vaya haciendo humedad y se recupere la napa”, señaló el jefe de Defensa Civil.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s