Textil que fabrica para Mimo y Topper abre plantas en Catamarca y La Rioja y suma 400 empleados

Carlos Vilariño, CEO de Textilcom, apuesta a industria textil y a la demanda nacional
Carlos Vilariño, CEO de Textilcom, apuesta a industria textil y a la demanda nacional

La empresa argentina Textilcom invertirá 300 millones de pesos, para abrir dos plantas en el norte y ampliar su planta de Villa Soldati. Aumentará su capacidad de producción en un 150%. Pasará de tener 280 trabajadores a 700, muchos tienen hoy planes sociales y la empresa los capacita y reincorpora

La producción textil sigue creciendo. Desde el barrio de Villa Soldati, la empresa argentina Textilcom con 12 años de experiencia en el sector, decidió hacer una fuerte apuesta. Abrirá dos nuevas plantas en Catamarca y La Rioja aumentará la capacidad de producción de su planta porteña. Invertirá 300 millones de pesos para pasar de una planta a tres, de producir 1 millón de prendas al año a 2,5 millones y este año duplicará el personal, pasará de 280 a 700 empleados.

La empresa argentina Textilcom antes ofrecía el servicio de confección, hasta que decidió reconvertirse y ofrecer prendas terminadas. Entre sus principales clientes figuran: Mimo, Grisino, Topper, Penguin, Cristobal Colon, 47 Street, y Sporting, entre otros. No podía competir con talleres clandestinos que manejan el 80% de la producción textil en la Ciudad de Buenos Aires, según admitió su CEO. 

Empresa textil busca personal

Carlos Vilariño, CEO de Textilcom, contó a BAE Negocios: “En la planta de Villa Soldati trabajan 280 personas, estamos articulando con el Gobierno nacional un esquema de reconversión de planes sociales a trabajo de calidad. Sumaremos 20 personas por mes en 7 meses para llegar a 420 personas en agosto. Creamos una escuela donde los capacitamos un mes y salen con el certificado de costurero oficial y se incorporan a la empresa. Invertiré 100 millones de pesos para pasar de 12 líneas de producción a 18 este año. Pasaríamos de 1 millón de prendas al año a 1,5 millones en Soldati”.

El empresario textil fue una charla a fines de diciembre donde el ministerio de Desarrollo Productivo, los ministros de Industria de Catamarca y La Rioja contaron las ventajas de instalarse en ambas provincias. Ante el crecimiento de la demanda y la oferta tentadora decidió hacer pie en ambas provincias.

Textilcom abre plantas en Catamarca y La Rioja

El CEO de Textilcom contó: “Abriremos una planta en Catamarca con seis líneas de producción y daremos trabajo a 139 personas. La inversión es de 100 millones de pesos. Nos darán un predio gigantesco, necesito 2400 metros cuadrados y podríamos expandirnos al doble, si la demanda lo necesita, que obvio lo necesita. En marzo empezamos con las obras y 45 días más tarde estará operativa. Elegí Catamarca por la calidad técnica e intelectual de los recursos humanos, porque es un polo textil. Además, de las ventajas impositivas. En La Rioja abriremos otra planta con seis líneas más e incorporaremos a 139 trabajadores. La inversión total en las tres plantas es de 300 millones de pesos”.

Varios empresarios señalan que lo que más les llama la atención en provincias como Catamarca es la buena predisposición y la calidad del personal. “En la Ciudad de Buenos Aires no encontras casi argentinos para trabajar en la confección, ni con una orden de la Corte Suprema de Justicia. En el norte hay muy buena calidad de mano de obra, es mucha la diferencia”, dijo Valariño.

Planta Textilcom
La planta de Textilcom en Villa Soldati

Cuando se le consulta a qué se debe esta expansión y la incorporación de 18 líneas de producción a las 12 existentes, lo que representa un aumento del 150% en la capacidad de producción, no duda en responder. “Hoy es imposible abastecer la demanda. La pandemia hizo que el segmento ABC1 no viaje tanto y la plata queda acá, la demanda de indumentaria creció mucho a niveles récords. Lo segundo, este gobierno cambió la política industrial. Algunos podrán estar a favor o en contra pero se generó   demanda y necesidades de abastecimiento. La tercera razón es que hay una tendencia mundial que ya no tiene retorno, la velocidad de la venta online y los retails exigen una velocidad de producción que necesitan que las plantas estén cerca, no a miles de kilómetros de distancia. Por eso hasta Alemania y Estados Unidos con la pandemia vuelven a confeccionar”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s