Sobre Evergrande, el negocio inmobiliario y la desigualdad social.

Muchos analistas equiparan la caída del gigante inmobiliario chino Evergrande al quiebre de Lehman Brothers que desató la crisis financiera internacional de 2008. Ciertamente esta empresa inmobiliaria es una de las más grandes del mundo, con desarrollos urbanísticos en más de 280 ciudades.

Este gigante  creció muchísimo al calor del desarrollo económico chino de los últimos años, pero también acumuló deudas por más de 300.000 millones de dólares y está a punto de caer en cesación de pagos, lo que podría generar una reacción en cadena por la cantidad inmensa de inversiones en muchos sectores de la economía de su país. 

La construcción como sector económico casi siempre es procíclica. Es decir que cuando crece la economía, la construcción crece igual o más y,  cuando cae, lo hace también en igual o mayor medida.

El sector inmobiliario fue uno de los motores del crecimiento económico de China, representó el 7,5% del PBI del país.

El potencial derrumbe de de este desarrollo podría afectar a más de un millón de personas que ya empezaron a pagar sus créditos hipotecarios pero además da cuenta de ese fenómeno de la vivienda vacía, sin terminar. Y pone en evidencia que el objetivo de estos emprendimientos no es el hecho en sí de urbanizar, sino que es fundamentalmente un negocio financiero. No son pocos los casos en que el resultado de estos desarrollos fueron ciudades fantasmas. 

Si el desplome del gigante inmobiliario chino tiene paralelos a la crisis financiera de 2008, es menester recordar que el 17 de septiembre se cumplieron diez años desde la irrupción  del movimiento Occupy Wall Street. Este movimiento autodenominado “99%” era en protesta por la desigualdad generada por las políticas de austeridad que la crisis había impuesto. 

Miles de manifestantes de Occupy Wall Street en Times Square, en octubre de 2011.
Manifestantes de Occupy Wall Street en Times Square, en octubre de 2011. AP/John Minchillo

El disparador de aquella crisis fue el desplome de los créditos hipotecarios subprime y su consecuencia la ocupación por varios meses de un parque en el distrito financiero de Manhattan: el Zuccotti Park que es un espacio público de propiedad privada, algo que paradójicamente impidió que fuera inmediatamente desalojado. Ya que la construcción del parque fue financiada por una compañía que realizaba el mantenimiento a cambio podía realizar una edificación de mayor altura a la permitida por las reglas de la construcción en Nueva York. 

Desde el 2011 hasta la fecha no es posible verificar avances en el sentido de esta protesta. Incluso establecer un mapa de la propiedad de la tierra urbana. lo que sí es claramente verificable es la creciente desigualdad en torno a la propiedad de la tierra. lo que impacta el empleo, amplía los cinturones de pobreza. El proceso especulativo de encarecimiento de la tierra urbana y concentración en pocos grupos financieros es un fenómeno de casi todas las grandes ciudades y hace muy visibles dos fenómenos socio urbanos que profundizan la brecha entre ricos y pobres: La inquilinización y la gentlificación.

El avance de estos procesos es un hecho y el precio de los alquileres no para de subir,algunos gobiernos intentaron acciones para mitigar su impacto, con relativo  poco éxito. Alemania, por ejemplo, decidió congelar el precio de los alquileres por cinco años y fijar un precio máximo de 9,80 euros por metro cuadrado. La medida fue declarada inconstitucional y el congelamiento y el tope van a dejar de tener efecto en 2022. Pero la medida logró frenar la escalada de precios pero como contrapartida redujo la oferta de nuevas propiedades en alquiler, como sucedió en nuestro país con el intento de aplicar una nueva ley de alquileres. 

El gobierno alemán intentará otra medida impensada en los gobiernos de corte liberal, pero en base a experiencias ya desarrolladas.  Propone comprar 14.750 viviendas y 450 locales comerciales para lanzarlos al mercado de alquileres,así incrementar la oferta, y hacer bajar el precio.  

Pero el problema no reside solo en un tema de libre oferta de mercado, la concentración de la propiedad de las viviendas que se ofrecen en alquiler están en manos grandes inmobiliarias y fondos de inversión, como Evergrande por ejemplo, por lo que el valor de los alquileres termina siendo el resultado de juegos de presión, intereses financieros, etc.

En ciudades como Berlin, se necesitan 20.000 viviendas al año para afrontar este problema, resulta sorprendente que el gobierno alemán no pueda encarar esta solución. Y el problema no es tanto económico como de propiedad de la tierra edificable y no atentar contra los pulmones verdes de la ciudad.

Pero más sorprendente  aún es que una organización juntó 175.000 firmas para aprobar un proyecto que busca que el gobierno berlinés expropie  alrededor de 250.000 viviendas en manos de grandes propietarios para volcarlas al mercado de alquiler público a un precio accesible. 

Esta propuesta se va a votar en Berlín este domingo, vía referendum, junto a las elecciones parlamentarias.  Aunque de ganar el SI es muy probable que la Corte Suprema lo declare inconstitucional, claramente es un antecedente y un elemento de presión para el poder político y económico.  

Salvando las diferencias obvias, sin referéndum ni expropiaciones, pero con innumerables puntos en común con la situación de nuestro país. La Ley de Alquileres formó parte del debate en medio de las elecciones legislativas sin ninguna repercusión concreta. En tanto se estima que el 52% de la población del país destina más de la mitad de sus ingresos a pagar el alquiler y el proceso de apropiación de los espacios verdes continúa con todo éxito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s