Una década sin Amy Winehouse

Un día como hoy pero de 2011, el mundo se enteraba que Amy Winehouse había muerto a sus 27 años, uniéndose así al tristemente célebre Club de los 27.

Una década sin Amy Winehouse.
Una década sin Amy Winehouse.

Tras lanzar su aclamado álbum “Back to Black” en octubre de 2006, dio inicio a una etapa de reconocimientos y constantes recaídas. Su éxito ameritó una edición deluxe del disco y un DVD en vivo, además de un tour.

En 2007 se presentó en varios festivales mainstream, como Glastonbury y Lollapalooza con buen recibimiento. Sin embargo, no todo siguió esa línea: la apertura de su gira en el National Indoor Arena de Birmingham incluyó abucheadas y gente del público abandonando el show, además de muy malas críticas.

Otras presentaciones siguieron la misma línea, en la que Amy se veía en mal estado, borracha, a veces casi “intoxicada”, lanzando insultos al público y abandonando el escenario en medio de una canción. Para fines de noviembre de 2007 canceló todas las fechas del tour por recomendación de su doctor.

Para febrero de 2008 obtuvo cinco premios Grammy, alzándose como la ganadora de las categorías Grabación del Año, Canción del Año, Mejor Performance de Pop Vocal Femenino por “Rehab”, Mejor Album de Pop Vocal, y Mejor Artista Nuevo.

En 2009, una encuesta realizada por VisitBritain a ciudadanos norteamericanos reveló que un quinto de los participantes sostenían haber escuchado a Winehouse el año previo.

Pero nuevamente los problemas volvieron a tomar prioridad: Universal Music empezó a presionar para que lance material nuevo en 2008, pero al 2 de septiembre ella seguía sin meterse al estudio. Un vocero de Amy apuntó en octubre de ese año que no le habían comunicado una fecha límite para completar el álbum, por lo que se estaba concentrando en aprender a tocar la batería.

En julio de 2010 la artista declaró que su próximo álbum sería lanzado no más allá de enero de 2011, asegurando que sería similar a su segundo álbum. Su productor, Mark Ronson, sin embargo reveló que no había empezado a grabar nada todavía.

En junio de 2011 Amy dio inicio a una gira europea que arrancó escandalosa y desastrosa, con abucheos por su estado de alcoholismo sobre el escenario, por el que no podía recordar la ciudad en la que se encontraba, las letras de sus canciones ni los nombres de los músicos de su banda. Los medios señalaron que había sido obligada por sus guardaespaldas a dar el show. Para fin de mes, canceló todas las fechas para reacomodarse.

Su última aparición pública fue el 20 de julio de 2011 cuando se presentó por sorpresa en el escenario para apoyar a su ahijada Dionne Bromfield, que cantaba “Mama Said” con The Wanted.

Su última grabación fue una colaboración con el cantante norteamericano Tony Bennett para su álbum “Duets II”, lanzado en septiembre de 2011.

Amy Winehouse murió el 23 de julio de 2011. Fue encontrada por uno de sus guardaespaldas y declarada muerta por envenenamiento por alcohol. Al momento de su fallecimiento tenía 416 mg/100 ml de alcohol en sangre, más de cinco veces el valor legal para poder conducir.

Su hermano, Alex Winehouse, señaló que la bulimia le allanó el camino a ese triste fallecimiento: “Lo que realmente la mató fue la bulimia. Creo que la dejó más débil y susceptible. Si no hubiese tenido un trastorno alimenticio, hubiese estado físicamente más fuerte”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s