Elecciones 2021: Cómo quedaron las alianzas electorales del oficialismo y la oposición 

El peronismo irá unido en casi todo el país. Juntos por el Cambio sumó a los partidos de Stolbizer y López Murphy. Randazzo incorporó al espacio de Graciela Camaño y el FIT logró aglutinar a la mayoría de los sectores de izquierda.

 (Fuente: NA)
. Imagen: NA

Los frentes electorales cerraron sus alianzas de cara a las elecciones legislativas de este año. Negociando hasta último momento, las coaliciones del oficialismo y la oposición de todas las jurisdicciones del país presentaron oficialmente en la Justicia electoral los sellos con los que competirán en las PASO del próximo 12 de septiembre y en las elecciones generales del 14 de noviembre. Sin muchas sorpresas, el Frente de Todos cerró unido en los principales distritos del país, en algunos casos incorporando nuevos socios. Más movido estuvo el cierre de Juntos Por el Cambio, que sumó al GEN de Margarita Stolbizer (en Ciudad y Provincia) y los ultraliberales de Republicanos Unidos (en la Ciudad). Quien se les escapó y terminó cerrando su propia alianza fue José Luis EspertRandazzo sumó a “Tercera Posición” de Graciela Camaño, y la izquierda, finalmente, no consiguió una unidad total, aunque la mayoría de las corrientes terminaron aglutinadas en el FIT.

Luego de una serie de negociaciones a contrarreloj, las fuerzas políticas de todo el país inscribieron los sellos con los que competirán en cada jurisdicción. En el caso del Frente de Todos, la coalición oficialista logró presentar al peronismo unido bajo su propio sello en casi todos los distritos del país, al igual que en las elecciones del 2019. Si bien al cierre de esta edición aún no se había terminado de presentar la lista en la Provincia de Buenos Aires, la lapicera del gobernador Axel Kicillof se aprestaba a formalizar el cierre de la alianza con una base de partidos muy similar a la de hace dos años: Partido Justicialista, Frente Renovador, Kolina, Partido de la Victoria, Partido Solidario, Nuevo Encuentro, Frente Grande, Partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo, Compromiso Federal, entre muchos otras agrupaciones municipales. Una de las nuevas incorporaciones es el partido Fe, un espacio fundado por Gerónimo “Momo” Venegas para competirle electoralmente al kirchnerismo y que, en el último año, se fue acercando al FdT. Curiosamente, este mismo espacio forma parte de la alianza de Juntos Por el Cambio en el distrito porteño.

En la Ciudad, en cambio, el FdT firmó las actas el martes pasado. Todos los peronismos confluyeron al interior de la coalición, al igual que el 2019, con la novedosa incorporación del espacio de Matías Tombolini (Avancemos por el Progreso Social), que hace dos años formó parte del lavagnista Consenso Federal, y el Frente Renovador (que había estado incluido a nivel nacional en el 2019, pero no en la Ciudad). En el caso de Santa Fe, a pesar de la interna entre el gobernador Omar Perotti y algunos sectores del peronismo, el FdT volvió a mostrar un frente de unidad en el que confluyeron espacios como “Hacemos Santa Fe” (del gobernador), La Cámpora, el Partido Solidario, entre otros. “La definición es que haya una lista de unidad con todos adentro”, indicó una de los pesos pesados del oficialismo santafecino. 

En Mendoza, la senadora Anabel Fernández Sagasti lideró la unidad del peronismo provincial y sumó un nuevo aliado: la fuerza “Protectora” de José Luis Ramón (un diputado de la oposición que fue un aliado clave para el oficialismo en el Congreso). En Córdoba, por otro lado, el FdT no logró sellar una alianza con el espacio del gobernador Juan Schiaretti. “El tema de Córdoba es que tenés un peronismo gobernando y un electorado que no quiere saber nada con el kirchnerismo”, explicaron desde el entorno del gobernador cordobés. Curiosamente, uno de los 12 partidos que conforman el espacio es el GEN, que en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires forma parte de JxC, luego de un acuerdo entre Margarita Stolbizer y Facundo Manes.

En este sentido, la alianza de Juntos Por el Cambio sí varió estructuralmente con respecto al 2019 (cuyo socios principales eran el Pro, la UCR y la CC). A la incorporación del espacio de Stolbizer, se le sumó la de Republicanos Unidos, liderada por Ricardo López Murphy. La lista del ex ministro de la Alianza – de la que participarán figuras como Sandra Pitta y Darío Lopérfido – competirá con la de María Eugenia Vidal en las PASO del 12 de septiembre, y tiene como objetivo contener el voto de extrema derecha en territorio porteño. El espacio está conformado por las fuerzas Recrear (López Murphy), Mejorar (Yamil Santoro y Lopérfido) y Republicanos Unidos (integrado por economistas liberales como Fausto Spotorno). Cabe destacar que estos espacios competirán en un frente electoral distinto en la Provincia de Buenos Aires, ya que allí se sumaron al armado de José Luis Espert.

Espert, por otro lado, fue la figura que se le escapó a JxC. El economista ultraliberal selló un frente propio llamado “Avanza la Libertad” que nuclea a la Ucedé (que en CABA forma parte de JxC), el Partido Autonomista Nacional y el Partido Demócrata Nacional. “Por primera vez en 30 años los tres partidos de centro derecha nacionales están en un solo frente”, destacó una figura muy cercana a Espert. Otres candidates liberal-conservadores que rehuyeron de una alianza con JxC fueron Cynthia Hotton (que con su frente “+Valores” pretende “llevar a hombres y mujeres de fe al Congreso para que los valores cristianos vuelvan a la política”) y Juan José Gómez Centurión (que persigue una alianza con partidos vecinales).

El ex ministro de Transporte, Florencio Randazzo, también presentó su frente “Vamos con Vos” en la Provincia de Buenos Aires. El espacio incorpora a la “Tercera Posición” de Graciela Camaño, Libres del Sur (liderado por Humberto Tumini), el lavagnismo y partidos vecinalistas como Acción Marplatense.

Por último, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) – espacio que aglutina la mayoría de los sectores de izquierda – cerró un armado casi de unidad con el PTS, el Partido Obrero, Izquierda Socialista y el MST. Con el objetivo de emerger como “tercera fuerza a nivel nacional”, el FIT se inscribió en 23 de las 24 jurisdicciones del país. Quedó por afuera, sin embargo, el Nuevo MAS (liderado por Manuela Castañeira), que se presentó en soledad en 13 provincias. Mientras que el Nuevo MAS le recriminan al FIT la ausencia de un debate que hubiese permitido la unidad, desde el FIT acusaron al espacio de Castañeira de “sectarismo”. 

Fuente Pagina 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s