Frida Kahlo cumpliría 114 años

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nació en Coyoacán el 6 de julio de 1907. Fue la tercera hija del fotógrafo Guillermo Kahlo, inmigrante alemán nacionalizado mexicano y de Matilde Calderón, mexicana.

A lo largo de su vida llegó a crear 150 obras, principalmente autorretratos, en los que reflejaba su vida y sufrimientos.

De pequeña comenzó a padecer enfermedades: ya en 1913 contrajo poliomelitis, lo que derivó en otras afecciones, lesiones diversas, accidentes y operaciones. Tras permanecer 9 meses en cama quedó con una secuela permanente: la pierna derecha mucho más delgada que la izquierda.

Pero fue un accidente ocurrido en 1925 el que cambió su vida: cuando regresaba de la escuela, el colectivo en el que viajaba fue arrollado por un tranvía y terminó aplastado contra un muro. En el siniestro se fracturó la columna, dos costillas, la clavícula, el hueso pélvico y su pierna derecha, entre otras cosas. Frida llegó a someterse a 32 operaciones debido a este accidente.

Previo a este hecho nunca había mostrado ningún interés especial por la pintura, pero debido al tiempo que debió permanecer en cama, terminó convirtiéndose en una parte central de su vida. En septiembre de 1926 pintó su primer autorretrato al óleo que dedicó a Alejandro Gómez Arias, su novio de entonces.

Uno de sus autorretratos

En 1927 su pintura se volvió más compleja. Era una época en la que comenzaba a frecuentar espacios políticos, artísticos e intelectuales. En este ámbito fue que Frida conoció a la fotógrafa italiana Tina Modotti, quien la llevó a conocer las reuniones del Partido Comunista de México y a través de quien conoció a Diego Rivera, activista del Partido desde 1922.

La artista se casó con él en 1929: ambos mantenían una relación de amor-odio, infidelidades y constante intercambio de arte. En 1931 decidieron mudarse a Estados Unidos (Nueva York y Detroit fueron las ciudades que más frecuentaron) ya que con Plutarco Elías Calles en el poder, la cosa para los militantes de izquierda no estaba fácil. Para 1933 lograron regresar a México.

Otro de los hechos destacados de la vida de Frida fue el tiempo que tuvo como refugiado en su hogar al revolucionario León Trotsky (entre 1937 y 1939), con quien además mantendría un romance.

1939 fue el año en que llegó a exponer sus obras en París; también el que se divorció de Rivera aunque en 1940 volverían a casarse. Comenzaba su época del mayor reconocimiento artístico, especialmente en Estados Unidos: allí participó de exposiciones colectivas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en el Instituto de Arte Contemporáneo de Boston y en el Museo de Arte de Filadelfia.

Recién en 1953 en la Ciudad de México se organizó la única exposición individual en su país durante la vida de la artista. Tras haber permanecido un año entero hospitalizada durante 1950, ya su salud no era la misma: si bien los médicos le recomendaron no asistir al evento, llegó en una ambulancia y la presenció sobre una camilla.

El último cuadro de Frida.

Ese año tuvieron que amputarle la pierna por debajo de la rodilla debido a una infección de gangrena. Sumida en la depresión, Frida comenzó a tener ideas suicidas, sobre las cuales escribió en su diario.

Finalmente, murió en Coyoacán el 13 de julio de 1954. Su último cuadro fue un óleo sobre masonita en el que pintó varios cortes de sandía en colores vivos. En uno de ellos, se lee la frase: “Viva la vida”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s