Día Mundial de los Océanos, amenazados por la actividad humana

La actual crisis climática requiere de acciones urgentes y efectivas para la mitigación del cambio climático y el cuidado de los ecosistemas. 

Cada 8 de junio se celebra el Día Mundial del Océano, con el objetivo de recordar a la sociedad el rol que juega este enorme ecosistema en nuestra vida cotidiana y la importancia de cuidarlo. 

Sin embargo solamente el 2,2% del océano está completamente protegido. Este pulmón natural enfrenta amenazas que lo ponen en riesgo junto con su biodiversidad. Sin los océanos no habría vida en la Tierra, es así de simple.

Los océanos son reguladores de la temperatura terrestre y verdaderos pulmones del planeta: aportan entre el 50% y 80% del oxígeno que se libera a la atmósfera. A su vez, cumplen un rol fundamental al capturar entre el 20% y 30% del carbono procedente de las emisiones de gases de efecto invernadero y lo almacenan en el fondo marino. De esa manera, contribuyen a la mitigación del cambio climático. 

De acuerdo a un reporte reciente de las Naciones Unidas, la absorción de carbono que realizan los océanos se está viendo alterada por la actividad humana y esto podría invertir su rol como regulador del clima para transformarlos en aceleradores del calentamiento global.  La humanidad cuenta solamente con una década para salvar el océano y sus especies.

La pesca industrial en aguas argentinas está atravesando diversas crisis de sustentabilidad año a año. A su vez, la pesca indiscriminada al límite de la zona económica exclusiva argentina es una de las principales problemáticas que ha denunciado la organización. Cada año, buques pesqueros llegan al Agujero Azul, un ecosistema clave del Atlántico Sur, el corredor biológico más importante del Mar Argentino. Según los monitoreos satelitales que releva la organización, en lo que va del año, el día con mayor registro de barcos en la zona fue el 14 de abril, cuando se detectaron 525.  

“El Agujero Azul es una zona de desove y reproducción de poblaciones de peces y zona de alimentación de especies icónicas de nuestro mar, como la Ballena Franca Austral. Estas flotas depredan los ecosistemas, habilitadas por la falta de gobernanza que reina en las aguas internacionales, lo que impacta directamente en los ecosistemas marinos del Mar Argentino. Necesitamos un Tratado Global de los Océanos para proteger las aguas internacionales y que avance el proyecto de ley para crear un área marina protegida bentónica en el Agujero Azul. Así, lograremos poner a salvo al Mar Argentino y al vasto océano que lo rodea”, explicó Luisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace. 

La organización, a su vez, dio a conocer recientemente los planes para la exploración petrolera en el área denominada bloque CAN 100, frente a la costa de Mar del Plata, que comprende un área de 15.000 km2. Se ubica sobre el talud continental, principal corredor biológico del Mar Argentino. 

“Si se realiza explotación petrolera, la posibilidad de derrames, incluso de grandes dimensiones, es del 100 por ciento. Esto no sólo provocará daños gravísimos en el Mar Argentino y para las especies que lo habitan, sino que también impactará directamente en las ciudades costeras que viven de un uso sustentable del mar”, sumó la vocera.

En el caso de Tierra del Fuego, se conocen los planes de desarrollar la salmonicultura en el canal de Beagle desde 2018 cuando Argentina firmó un convenio con Noruega para el desarrollo de esta industria en la provincia. La organización ha relevado los impactos de esta industria en Chile, dónde lleva décadas de desarrollo. Por ello, exige la sanción de una ley provincial que prohíba la salmonicultura. 

Contamos con una de las plataformas marinas más extensas y uno de los mares más productivos y biodiversos del planeta; sin embargo solamente el 10% del mar y el 2,7% de sus costas está protegido. Este año, un nuevo acuerdo mundial por la Biodiversidad busca que los países firmantes se comprometan a proteger el 30% de la tierra y el 30% del mar para el 2030. Si bien Argentina es parte del Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD), para poder cumplir con esta meta, será necesario que todas las provincias asuman este compromiso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s