Un día como hoy fallecía Franz Kafka

Franz Kafka nació el 3 de julio de 1883 en Praga, entonces parte del Imperio austrohúngaro, en el seno de una familia judía relativa a la pequeña burguesía.

Un día como hoy fallecía Franz Kafka, el escritor que pidió que quemaran sus obras
Un día como hoy fallecía Franz Kafka, el escritor que pidió que quemaran sus obras

Desde muy temprana edad supo que quería dedicarse a la escritura, sin embargo la tormentosa relación con su padre, de gran temperamento, desalentó estos primeros impulsos creativos.

Era el mayor de seis hermanos. Dos de ellos, Georg y Heinrich, fallecieron a los quince y seis meses de edad, respectivamente, antes de que Franz cumpliera los siete años. Su hermana Ottilie moriría en 1943 a manos de los Nazis, en un campo de concentración. 

Kafka se matriculó en la Universidad Carolina (Praga) para estudiar la carrera de Química, la cual no terminó pues, influenciado por su padre, prefirió cursar los estudios de Derecho. Poco después, comenzó a tomar clases de arte y literatura de forma paralela.

Para 1907, pudo despuntar el vicio de la escritura mientras trabajaba en una empresa de seguros. Poco después, entabló una amistad con Max Brod, el que fuera el gran difusor de su obra. 

En 1914 Kafka abandonó su hogar familiar y se independizó. En esta etapa de su vida surgen obras como El proceso y La metamorfosis.

Tiempo después, el escritor fue diagnosticado con tuberculosis, enfermedad que lo condujo al aislamiento en diferentes sanatorios.  Allí creó obras como Un artista del hambre y la novela El castillo.

El 3 de junio de 1924 Kafka murió en Kiering, Austria. Tenía 40 años. Sin embargo ese solo sería el fin de su vida física, pero trascendería a los nombres de los grandes autores de la literatura clásica del Siglo XX, luego de que su amigo publicara sus obras. 

Si bien su obra más reconocida, La Metamorfosis, se publicó en vida, no fue sino luego de su muerte que su trabajo recobró gran relevancia gracias a la difusión de su amigo. Ya que Brod decidió desobedecer los deseos de Kafka, quién había dejado escrito su voluntad de que toda su obra fuera quemada.

Además de sus novelas, Kafka dejó numerosos dibujos y cartas que pueden verse de manera online en la Biblioteca Nacional de Israel. 

Sus obras más reconocidas

La Metamorfosis (1915)

Uno de sus relatos más leídos. Narra la historia de Gregor Samsa, un hombre común que un día amanece convertido en una cucaracha. Situación que lo lleva a aislarse de la sociedad al ser rechazado por sus familiares y conocidos. El tema de la muerte como única alternativa, como opción liberadora, es uno de los temas presentes en esta novela.

El libro ha sido sometido a diferentes interpretaciones. Asimismo, se han llegado a buscar en él similitudes con la compleja relación que el autor tenía con su progenitor en la vida real.

El proceso (1925)

Esta novela inacabada fue escrita entre el año 1914 y 1915 pero se publicó en 1925, tras la muerte de Kafka.

Su argumento gira entorno a Josef K, el protagonista, quien es acusado de un delito y, posteriormente, se encuentra inmerso en un proceso legal del que no le será fácil salir. Durante el libro tanto el personaje como el lector desconocen la naturaleza de su crimen, lo que se convierte en una situación absurda.

La historia pone en evidencia los procesos burocráticos y plasma el tema de la existencia humana, la cual se encuentra bajo el control de unas leyes que deben ser acatadas.

Otra vez el autor recurre a la muerte como única salida posible a la incertidumbre y el caos. 

El castillo (1926)

El castillo también se trata de otra novela inacabada, sin embargo, en este caso, el autor sí planteó un posible final para la misma.

El protagonista de esta novela, denominado como K., es un agrimensor recién instalado en una aldea cercana al castillo. Pronto, el hombre comienza una lucha para acceder a las autoridades que disponen desde el castillo.

Es una de las obras más complejas de Kafka por su carácter simbólico y metafórico.

Durante su vida el autor supo plasmar temas tan complejos como la condición del hombre contemporáneo, la angustia, la culpa, la burocracia, la frustración o la soledad, entre otros. Asimismo, sus obras mezclan lo onírico, lo irracional y la ironía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s