“Aisladas, no solas” la campaña que brinda herramientas a mujeres en situación de violencia

Se trata de un proyecto creado para brindar herramientas y acompañar a todas las mujeres en situación de violencia, pero más aún a su entorno en este contexto de aislamiento social. Hoy más que nunca, aunque estemos aisladas, no estamos solas.

"Aisladas, no solas" la campaña que brinda herramientas a mujeres en situación de violencia
“Aisladas, no solas” la campaña que brinda herramientas a mujeres en situación de violencia

“Ella habrá hecho algo para provocarlo”, “¿Viste cómo estaba vestida?” son frases que pueden escucharse cuando una mujer o niña es violentada y nos hacen pensar que la violencia que reciben tiene que ver con lo que ellas hacen, colocándolas en el rol de responsables de la violencia que se ejerce hacia ellas y las culpabilizamos.

Al hacerlo, justificamos y naturalizamos la violencia que reciben, como si la merecieran o como indicando que para que la violencia pare, ellas deben cambiar su comportamiento. Para visibilizar esta problemática, Fundación Avon lanzó la campaña “Aisladas, no solas” que busca, entre otras cuestiones, destacar que la violencia no tiene que ver con lo que ella hace, sino con lo que ella es: mujer.

La violencia de género es dirigida a las mujeres por considerar que el sexo femenino es inferior y debe continuar en una posición de subordinación con respecto al masculino. De allí, las grandes desigualdades de género en la sociedad que generan relaciones de poder asimétricas entre hombres y mujeres en múltiples ámbitos.

En el seno de una pareja, este poder puede implicar una relación violenta desde lo físico, lo psicológico u otros tipos de violencia. “Aisladas, no solas” se trata de un proyecto creado para brindar a todas las mujeres en situación de violencia, pero más aún a su entorno, a sus vecinos, vecinas, a sus familiares y a sus amigas y amigos herramientas sobre cómo acompañarlas en este contexto de aislamiento social.

Te mando un audio

“Te mando un audio” se trata de una de las campañas del proyecto que busca romper con el concepto del “no te metas” y motivar a que las personas cercanas a la mujer o niña violentada se involucren en su problemática desde un lugar responsable y empático.

Maite Lanata, Luciana Peker, Mercedes Morán, Diana Zurco, Verónica Llinás se sumaron a la iniciativa y grabaron algunos audios con consejos para iniciar una conversación y ayudar a una mujer que vive violencia de género.

Recetas salvadoras

“Recetas salvadoras para usar en caso de emergencia” son recetas para cuidar a una amiga o conocida que vive violencia de género. Una campaña que encubre información de ayuda dentro de contenidos que simulan ser de recetas de cocina de las chefs Ximena Sanz, Felicitas Pizarro y Mamá Sana.

Un juego con el concepto de las recetas, la cocina, ideas para hacer con hijxs, en casa, como algo tradicionalmente machista pero que, en su interior, es un caballo de troya. Estas recetas contienen información importante a la hora de tomar decisiones en caso de estar atravesando una situación de violencia

Escucha activa

Además, “Aisladas, no solas” adjunta una guía de escucha para acompañar a la persona que vive violencia de género desde la primera escucha, es decir, la escucha activa, con empatía sobre la situación que está viviendo y sin juzgarla. Tu escucha es importante y también puede ser virtual.

Ahora bien, cuando una mujer nos cuenta que vive violencia, tenemos que estar atentas a algo: la revictimización. ¿Qué es eso? Contar lo que vivimos, equivale a volver a vivirlo. Nosotras no necesitamos saber en detalle qué pasó para ayudarla

¿Qué hago si me doy cuenta que una amiga vive violencia?

  • Hacele saber que estás, aunque sea con un “buen día”, incluso si hay días que parece no querer hablar.
  • Escuchala y creéle: Empezá por escuchar atentamente. La primera escucha tiene que ser activa y empática. Siempre creele. Otrxs podrán juzgarla de exagerada o minimizar lo que le pasa. Pero vos, animala a hablar y guardá su secreto. Respetá sus tiempos y decisiones Preguntale si podés ayudarla con algo o qué necesita. Dale tiempo y respetá su autonomía.
  • ¿Qué no hacer?: No preguntes ¿qué pasó? o ¿qué hiciste?. No te ofrezcas a arreglar las cosas por ella. No le digas qué hacer ni tomes decisiones por ella

Denunciar una situación de violencia de género

¿Qué hay que hacer para acompañar a una mujer que vive violencia de género?

  • Acompañala: En el contexto actual, es clave que no vaya sola. ¿Por qué? Si bien puede tocar un servicio que se tome el trabajo de escucharla, tomar la denuncia y orientarla, lo que frecuentemente pasa es que intenten disuadirla de hacerla.
  • Escuchá junto a ella lo que le digan: Son momentos en que el aturdimiento es grande. Alguien que escuche y pueda ayudarla a recapitular después es clave. Al mismo tiempo, la declaración es una instancia para estar atentxs a que no se ejerzan atropellos de violencia institucional.
  • Buscá asesoramiento integral: En lo posible, intentá acercarte a alguna organización de la sociedad civil o del estado que pueda acompañarla. Para transitar la situación, es importante conocer la hoja de ruta una vez que se radicó la denuncia: advertir los posibles escenarios, contar con apoyo psicológico y social, apoyarse en una red cercana.
  • Llamá al 144: Consultá cuál es la organización más cercana, averiguá días y teléfonos de atención y, ante todo, verificá el recurso para luego ofrecérselo. Son nuestras redes de apoyo las que pueden salvarnos Realizando la primera escucha podemos acompañar su proceso autónomo pero no por eso en soledad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s