Aval de Diputados para postergar las elecciones

Juntos por le Cambio acompañó la iniciativa y destacó la posibilidad de haber podido construir un acuerdo con el oficialismo. 

Tras casi dos meses sin sesionar, la Cámara de Diputados retomó la actividad legislativa aprobando la postergación por un mes de las elecciones legislativas. Con una holgada mayoría, el oficialismo logró aprobar el proyecto que posterga “por única vez” las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para el 12 de septiembre y las elecciones generales para el 14 de noviembre. A su vez, al cierre de esta edición, el oficialismo también se preparaba para aprobar la reforma del impuesto a las Ganancias para las empresas, el Consenso Fiscal 2021, una iniciativa para fortalecer el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios y un paquete de transferencias de inmuebles desde el Estado Nacional a distintas provincias. La sesión, maratónica, prometía extenderse hasta altas horas de la madrugada del jueves.

“La virtud del consenso arribado radica en que al fin pudimos analizar, estudiar y proponer un proyecto sin encuestas en la mano, priorizando las cuestiones que no tienen que ver con lo netamente lo electoral. Es un hecho que tenemos que celebrar”, destacó el miembro informante del Frente de Todos, Hernán Pérez Araujo, al comienzo del debate sobre la iniciativa que finalmente se aprobó con 223 votos positivos, tres negativos (de Fernando Iglesias, Álvaro Lamadrid y Carlos Giordano) y ocho abstenciones. Fruto de un acuerdo entre Casa Rosada y los principales bloques opositores, la aprobación de la iniciativa fue destacada como todo un “logro” de parte del Frente de Todos y Juntos por el Cambio. En contraste con el clima tenso que venían arrastrando las reuniones plenarias referidas a la reforma del Ministerio Público Fiscal o al proyecto de Emergencia Covid, el diálogo de consenso entre ambos bloques fue toda una novedad, sólo interrumpido por algunas denuncias de JxC sobre la campaña de vacunación o la gestión de la pandemia. 

No es sencillo de explicar, especialmente en un momento de tanta tensión política, cómo puede haber de pronto un acuerdo sobre un tema que, a su vez, no es común que ocurra, que es poner el dedo sobre el calendario electoral. No es cosa normal, tiene que haber razones y garantías más que justificadas”, sostuvo el presidente del interbloque de JxC, Mario Negri, quien describió cómo se desarrolló el acuerdo con el gobierno, incluida la inclusión de la cláusula que establecía que la postergación se haría “por una sola vez”. Frente a esto, las mayores críticas provinieron de parte de los bloques minoritarios de la oposición, quienes apuntaron contra esta cláusula y le recriminaron al oficialismo que no los hubiera incluido en las negociaciones. “¿Por qué se ponen tan rápido de acuerdo en cambiar la fecha de las elecciones y no se ponen de acuerdo en un pacto federal de emergencia Covid 19 para enfrentar las consecuencias de la pandemia? No hay nada para festejar”, disparó el titular de Consenso Federal, el “Topo” Rodríguez, que también demandó la incorporación de una boleta única de papel. “¿Quién nos garantiza que el 12 de septiembre no va a haber una ola de contagios y fallecidos como hubo ayer? La fecha de la votación no la vamos a poner nosotros con un acuerdo político, lo va a poner la pandemia”, apuntó el titular del interbloque Unidad por el Desarrollo Federal, José Luis Ramón.  

Junto a la postergación de las elecciones, se aprobó también – esta vez por unanimidad – el proyecto de suspensión de dos causales de caducidad de los partidos políticos que no pudieron cumplir con los requisitos legales a causa de la pandemia, de modo que todos los partidos puedan participar del proceso electoral del 2021. Durante la votación hizo acto de presencia en el recinto el ministro de Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, “impulsor de todos los acuerdos”, tal como lo definió el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Una sesión maratónica

Al cierre de esta edición, el oficialismo se aprestaba a aprobar otra batería de medidas que prometían generar más conflicto en el recinto. Luego del debate por las postergación de las elecciones, y luego también de un particularmente emotivo comienzo de sesión con una serie de homenajes por el fallecimiento del ex ministro de Transporte, Mario Meoni, y el ex gobernador santafecino, Miguel Lifschitz – que llevó a que varios diputades, incluido Massa, se quebrasen y llorasen en el recinto -, comenzaba el debate por la reforma del impuesto a las Ganancias para empresas y la ley de Consenso Fiscal 2021. Dentro de Ordén del Día también se había incluido una iniciativa para fortalecer el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, pero la misma había llegado con amplio consenso al recinto así que no se esperaban grandes novedades.

El proyecto de reforma de Ganancias para las empresas incorpora tasas diferenciales de tributación, reduciendo de un 30 a un 25 por ciento el impuesto para aquellas Pymes con ganancias menores a cinco millones, manteniendo el 30 por ciento para aquellas que ganan hasta 20 millones, y aumentando a un 35 por ciento a las empresas que superan los 20 millones. Tanto JxC como Consenso Federal se manifestaron fuertemente en contra del proyecto, sin embargo en el oficialismo se mostraban confiados de tener los votos necesarios para aprobar el proyecto. Según pudo averiguar este diario, tanto los cuatros diputados cordobeses que responden a Juan Schiaretti como el interbloque de José Luis Ramón acompañarían la iniciativa.

Por otro lado, el oficialismo se preparaba también para aprobar la ley de Consenso Fiscal 2021, refrendado por el gobierno nacional y 21 de las 24 provincias, que suspende las exenciones y reducciones impositivas provinciales que habían sido pactadas en el 2017. A pesar del rechazo de JxC a la iniciativa, se contaba con que varios legisladores del espacio que responden a sus gobernadores sí acompañarían la ley, como los jujeños que responden a Gerardo Morales. Estas adhesiones, sumadas a las de Consenso Federal y Córdoba Federal – que confirmaron a este diario que también acompañarían, aunque los primeros aclararon que lo harían “tapándose la nariz” -, le daban al Frente de Todos los votos suficientes para conseguir la sanción de la ley. 

Fuente Pagina12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s