Deuda con el Club de París: la semana que viene, Fernández hablará con Angela Merkel

Alemania es el principal acreedor del consorcio, por lo que su respaldo resulta vital para postergar el pago que vence antes de fin de mes.

Deuda con el Club de París: la semana que viene, Fernández hablará con Angela Merkel
Deuda con el Club de París: la semana que viene, Fernández hablará con Angela Merkel

Luego de su reunión con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, el presidente Alberto Fernández adelantó que la semana que viene conversará con la canciller alemana, Angela Merkel, para intentar sumar su apoyo en la negociación con el Fondo Monetario Internacional y el Club de París.

Alemania es el principal acreedor del Club de París, por lo que su respaldo en la negociación es vital.

En diálogo con periodistas, el mandatario argentino hizo un balance de su gira por el viejo continente y confirmó la noticia: “Fue una gira muy productiva. Que Europa nos esté apoyando en el tema de los sobrecargos, que el G-20 aborde el tema, como nos ha propuesto el primer ministro italiano Mario Draghi, me parece que ya de por sí es mucho, que (Emmanuel) Macron atienda nuestras necesidades frente al Club de París, que António Costa y (Pedro) Sánchez nos estén acompañando… yo creo que todo eso es muy importante. Y la semana que viene me queda hablar con Angela Merkel, y ya el escenario europeo habrá quedado cubierto”

Es importante destacar que Alemania es el principal acreedor del consorcio, con el 37% de la deuda, por lo que su respaldo para aplazar el pago de 2.400 millones de dólares que vence antes de fin de mes y, así, evitar caer en default, es vital.

No parece fácil, ya que, advierten analistas, Alemania es uno de los países más reacios a conceder excepciones a acuerdos firmados.

El Club de París nació en 1956 cuando los países centrales y la Argentina acordaron cómo iban a pagar una deuda por US$700 millones. Pero esa acreencia se incrementó con el correr de los años y llegó a casi US$1800 millones en 2001, cuando el país entró en default en medio de la crisis financiera, social y política local.

En mayo de 2014, el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, firmó un acuerdo con el Club de París y reconoció una deuda de más de US$9000 millones, sin quita de capital ni intereses punitorios, que el país se comprometió a pagar en cinco cuotas anuales, con dos años más de plazo.

El crédito debería haberse cancelado en mayo de 2020, pero declarada la pandemia de coronavirus, y con la negociación con los acreedores privados , la Argentina avisó que haría uso de la extensión por un año para cancelar la última cuota por US$2400 millones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s