La inflación en Estados Unidos se dispara a su mayor valor en 13 años

El Índice de Precios al Consumidor de los Estados Unidos trepó 0,8% en abril y la inflación interanual escaló de 3,6% a 4,2%. 

Joe Biden, presidente de los Estados Unidos.
Joe Biden, presidente de los Estados Unidos.

Los precios al consumidor en Estados Unidos aumentaron en abril un 4,2% con respecto al mismo mes de 2020, informó esta mañana la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU (BLS). De esta forma, se registra el mayor aumento interanual desde 2008, a medida que la economía se recupera de la crisis del coronavirus.

Por su parte, en comparación con marzo pasado, el índice de precios al consumidor subió un 0,8% en abril, muy por encima de las expectativas e impulsado por aumentos generalizados de precios, incluidos los de los vehículos usados, alimentos y energía junto con mayores costos de producción.

Durante el último año, los precios crecieron un 4,2 por ciento en total. “Este es el mayor aumento en 12 meses desde el 4,9% que se registró para el período que terminó en septiembre de 2008”, asegura el BLS de EEUU.

De esta forma, el índice de precios al consumidor para todos los consumidores urbanos ( IPC-U) aumentó un 0,8 por ciento en abril sobre una base ajustada estacionalmente después de subir un 0,6 por ciento en marzo, informó hoy la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. Durante los últimos 12 meses, el índice de todos los artículos aumentó un 4,2 por ciento antes del ajuste estacional. Se trata del mayor aumento en 12 meses desde el 4.9 por ciento para el período que terminó en septiembre de 2008.

La inflación anualizada de 4,2% es similar a la de 2008 y apenas unas décimas por debajo de los registros de la época del fin de la Guerra Fría con Rusia. Según los datos oficiales de EEUU, tras la caída del Muro de Berlín en 1989 la inflación anual de Estados Unidos fue de 5,1%, en 1990 fue 4,9% y en 1991 alcanzó nuevamente 5,1%.

La aceleración interanual, que en marzo había alcanzado el 2,6%, se explica en parte por la comparación con los precios hace un año, especialmente el petróleo, afectados por la pandemia. La suba mensual se debió, a diferencia de meses anteriores, a los incrementos de bienes y servicios y no a los de los combustibles.

Entre las alzas, la de los autos usados, muy populares desde el inicio de la pandemia que ha alejado a muchos del centro de las ciudades, continuó subiendo, registrando con respecto a marzo el mayor incremento desde que se empezaron a registrar estos datos en 1953. Además, subieron las tarifas de hotel, boletos de avión, recreación, seguro de automóvil y mobiliario, detalló el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Como resultado, excluyendo los precios volátiles de la energía y los alimentos, la denominada inflación subyacente fue de 0,9% en un mes, lo que representa el mayor aumento desde abril de 1982. Y del 3% en un año.

Finalmente, la pregunta que ahora enfrentan los mercados y los economistas es si esta subida de precios, que probablemente se acelerará en los próximos meses, durará o se estabilizará. Casi todas las empresas han informado, al publicar sus resultados trimestrales, aumentos de precios, reales o futuros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s