“Es un delito de desobediencia civil”, la postura oficial frente a la continuidad de las clases presenciales en la Ciudad

El Gobierno porteño ratificó las clases presenciales pese al fallo que le ordenó suspenderlas.

"Es un delito de desobediencia civil", la postura oficial frente a la continuidad de las clases presenciales en la Ciudad
“Es un delito de desobediencia civil”, la postura oficial frente a la continuidad de las clases presenciales en la Ciudad

Anoche, en medio de la disputa judicial -y política- por las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, el Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo declaró la incompetencia de la Justicia porteña y le mandó el expediente a la Corte Suprema. Así, dejó sin efecto la cautelar planteada por padres y madres de alumnos, y le ordenó al Gobierno de la Ciudad suspender la presencialidad hasta tanto se expida el máximo tribunal.

Sin embargo, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, ratificó las clases presenciales en CABA y hoy, miércoles, las escuelas estarán abiertas.

Frente a esta postura, el Poder Ejecutivo sostiene que la administración porteña podría incurrir en el delito de “desobediencia” por desconocer el fallo. 

“Lo que está haciendo Horacio Rodríguez Larreta se llama delito de desobediencia. El domingo, el jefe de Gobierno dijo que los fallos hay que cumplirlos. Lo que no dijo es que no está dispuesto a cumplir con los fallos que no escriben sus amigos de la mesa judicial”, escribió en Twitter la legisladora porteña Lorena Pokoik. La publicación fue replicada por el presidente.

Queda clara, así, la postura oficial, más allá de las declaraciones públicas del jefe de Estado. 

El tuit que fue replicado por el presidente.
El tuit que fue replicado por el presidente.

“Reconoce una resolución de un tribunal incompetente poniendose por fuera de la Constitución y la organización republicana. Esto ya sobrepasó la discusión sobre la autonomía. Esto es una grave desobediencia institucional en un momento donde nuestras vidas estan en peligro”, continúa Pokoik, y completa: “Rodríguez Larreta no fundamenta y milita la doctrina Bolsonaro de la pandemia acorde a lo que le exigen Mauricio Macri y Patricia Bullrich. Lamentable tanta hipocresía, tanto desprecio por las instituciones de la democracia y por la vida de toda la población”.

Mientras la Argentina enfrenta la segunda ola de coronavirus y frente al récord de contagios y la tensión en el sistema de salud del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Nación y Ciudad se ven inmersos en un conflicto que, por ahora, parece estar lejos de resolverse. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s