Congreso concluye que hubo espionaje ilegal en la era Macri

Lapidario dictamen de comisión: 307 víctimas directas y la intervención de la AFI en causas penales. Solicita confirmar otra Bicameral para “causas armadas”. Es la primera vez que legisladores emiten un documento de estas características.

Mauricio Macri y su Señor 5

Mauricio Macri y su “Señor 5”, Gustavo Arribas, ejes del espionaje ilegal. 

Para el Congreso de la Nación, entre los años 2015 y 2019, el Poder Ejecutivo montó una matriz de espionaje ilegal con fines políticos que utilizó recursos e instituciones del Estado para llevar adelante un “plan sistemático” como “método de dominación y extorsión” a adversarios políticos y empresarios.

El dictamen de la mayoría oficialista de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia, bajo el acápite “Estado mafioso”, plasmó lapidarias conclusiones acerca del desempeño del Gobierno de Mauricio Macri. Pero lo que resultó de mayor impacto es la cifra de víctimas de esas maniobras: 307 víctimas directas confirmadas (a través de distintos casos judiciales que vieron la luz en diferentes células dedicadas al espionaje estatal y paraestatal); 43 intervenciones de servicios de inteligencia en causas penales en tan sólo los primeros 12 meses de gestión.

“Eso está absolutamente probado. Algunos de ellos son figura públicas notorias, como Cristina Kirchner, y otros dirigentes políticos. Pero otras fueron a organizaciones no gubernamentales”, aseguró el diputado del Frente de Todos y titular de la Bicameral de Inteligencia, Leopoldo Moreau, en conferencia de prensa desde el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso.

El titular de la Bicameral de Inteligencia explicó que se “se montó un Estado paralelo, clandestino y secreto, un modo sistemático de acción que se desarrolló a través de células paralelas dentro del Estado” para llevar adelante el espionaje ilegal sobre “307 ciudadanos y 170 organizaciones políticas, gremiales, comunitarias y religiosas han sido víctimas de ese espionaje ilegal” durante el gobierno de Cambiemos.

Además, Moreau indicó que se recomendó a ambas Cámaras del Congreso la conformación de una nueva bicameral parlamentaria para estudiar la conducta de los magistrados judiciales implicados en el entramado de espionaje ilegal.

La comisión emitió un dictamen de mayoría con las firmas de los diputados Eduardo Valdés, Blanca Osuna, Rodolfo Tailhade, Leopoldo Moreau, y los senadores Claudio Doñate, Gerardo Montenegro, Oscar Parrilli y Sergio Leavy.

En tanto, la oposición suscribió un despacho de minoría avalado por el diputado del PRO, Cristian Ritondo, su par Sebastián García de Luca; el radical, José Cano y la senadora de la UCR, Pamela Verasay, en los que consideraron inválido el accionar de la Bicameral por “temor a imparcialidad” y por violar secretos de terceros y el secreto de las actuaciones judiciales.

En tanto, el senador del Frente de Todos, Oscar Parrilli, indicó que el espionaje llevado a cabo durante el macrismo fue parte de “un plan económico de empobrecimiento de la gente”.

“Esto no fue hecho porque nacieron malos. Lo hicieron para llevar adelante un plan económico de empobrecimiento de la gente, de despidos, de aumentos de tarifas y de endeudamiento”, aseguró el legislador oficialista.

Además, el extitular de la AFI durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner aseguró que “lo que la comisión informa son los casos que se comprobaron”. “Esto no quiere decir que sean todos. Probablemente fueron muchas más las víctimas de este accionar mafioso del anterior Gobierno”, sentenció.

Durante varios meses, la comisión recogió testimonios para investigar el espionaje durante el macrismo y, a fines de diciembre, le presentó a la titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, y al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, un informe crítico sobre el manejo de la Corte y del presidente de la Cámara Federal porteña, Martín Irurzun, sobre la oficina de las escuchas.

La comisión emitió un dictamen de mayoría con las firmas de los diputados Eduardo Valdés, Blanca Osuna, Rodolfo Tailhade, Leopoldo Moreau, y los senadores Claudio Doñate, Gerardo Montenegro, Oscar Parrilli y Sergio Leavy. En tanto, la oposición suscribió un despacho de minoría avalado por el diputado del PRO, Cristian Ritondo, su par Sebastián García de Luca; el radical, José Cano y la senadora de la UCR, Pamela Verasay.

Fuentes parlamentarias adelantaron que serán las autoridades de las Cámaras quienes deberán definir si ese informe puede servir para cuestiones administrativas o la presentación de una denuncia o incluso el pedido de juicio político.

Durante varios meses, la comisión recogió testimonios y documentos que confirman el espionaje ilegal efectuado durante el macrismo.

Fuente Ambito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s