Se cumplen 25 años sin Niní Marshall: “Mi vida es la de una señora que se quiso hacer la graciosa”

Fue la gran cómica argentina y un día como hoy, pero de 1996, fallecía a los 93 años dejando un legado para todas las comediantes venideras. 

Se cumplen 25 años sin Niní Marshall: "Mi vida es la de una señora que se quiso hacer la graciosa"
Se cumplen 25 años sin Niní Marshall: “Mi vida es la de una señora que se quiso hacer la graciosa”

Hace un cuarto de siglo que Niní Marshall dejó este mundo en la clínica capitalina Bazterrica, el 18 de marzo de 1996, a los 93 años. Sin embargo su carisma y gracia la hacen inolvidable. 

Marina Esther Traveso, nació un 1 de junio de 1903, vivió durante muchos años, aún siendo ya profesional, en una casa ubicada en Defensa 219, parte de lo que ahora es el Museo de la Ciudad, sobre la farmacia De la Estrella, reputada como la más antigua de Buenos Aires.

Vivienda en la que vivió Niní durante su infancia. 

La gran cómica argentina fue la creadora de personajes como Catita, Cándida, Ursulina, La Niña Jovita, Mingo, Doña Pola o Mónica Bedoya Hueyo de Picos Pardos Sunsuet Crostón dibujó caricaturas para la revista Sintonía, hizo apuntes sobre el espectáculo bajo el seudónimo de Mitzi, cantó en varios idiomas en las radios con su voz de soprano, fue censurada por “deformar el idioma” y más tarde debió partir al exilio mexicano y español.

Su apodo “Niní” surge de “Marinina”, el nombre con el que su familia la llamaba de pequeña. Su apellido une la primera sílaba del nombre y el apellido de su marido (Marcelo Salcedo) al que se le agregó una «h» y una «l» formando Marshall.

Su minuciosa mirada de la realidad la llevó a crear personajes basado en reflejos de la inmigración europea del siglo XXI que mostraban, un tanto exageradas, características de las distintas clases sociales.

Niní explicaba sobre la creación de sus personajes: “Creo mis personajes observando a la gente, prestando atención a los pequeños defectos que pueden causar risa. Voy a la peluquería y paro la oreja para ver que hablan los clientes. Las mujeres están en los secadores y deben gritar para escucharse. A gritos cuentan la vida y milagros de todo el barrio. Yo caricaturizo lo que allí se dice. En los transportes públicos me pongo los anteojos negros y doy una vuelta para escuchar a la gente. Parece mentira lo indiscretos que son. Otra fuente muy jugosa es la placita Vicente López frente a mi casa; ahí espío a las mucamitas con sus novios y obtengo expresiones, dichos y situaciones que causan gracia”.

Censura

Su personaje Catita fue prohibido por “deformar el idioma”

A partir de la Revolución del 43 se creó el Consejo Superior de las Transmisiones Radiotelefónicas. La primera resolución fue presentar una lista de palabras y locuciones mal empleadas en el lenguaje corriente que debían «proscribirse de la radiofonía».

Niní, al finalizar uno de sus programas en Radio Splendid, se despidió diciendo: “Hasta el viernes… si nos dejan”. No pudo volver a presentarse en radio. Recibió un comunicado que expresaba que la prohibición había sido llevada a cabo “porque sus personajes deformaban el idioma al pueblo argentino, que no tiene capacidad de discernir“.

María Elena Walsh la definió como “Nuestra Cervanta” porque “solo un prodigioso dominio del idioma le permitió a Niní descalabrarlo, travestirlo y lanzarlo a las efímeras ondas del éter”

Sus personajes más reconocidos popularmente

Catita

Una mujer típica de conventillo proveniente de una familia italiana, nace en 1937 a partir de la dupla con Juan Carlos Thorry en Radio El Mundo. Saludaba con su particular “As noche Thorry. As noches muchachos”, “Catalina Pizzafrola, a sus pieses… Desde hoy, una amiga más”. Fue una de sus interpretaciones más recordadas y exitosas. 

Cándida Loureiro Ramallada

Una empleada doméstica gallega que se expresaba de manera errónea, fue creada por Niní en el año 1934 para el programa “El chalet de Pipita” en Radio Municipal. 

El personaje fue llevado al cine en los films Cándida (1939), Los celos de Cándida (1940) y Cándida millonaria (1941). 

Niní filmó 28 películas en nuestro país, otras 9 en México y también para España, además de 15 obras de teatro y diversos programas de televisión. 

En Hay de educar a Niní, cabe recordar que hicieron su primera aparición publica las hermanas Mirtha y Silvia Legrand. Luego muchos años después el largometraje fue reversionado en la novela “Educando a Nina”, interpretado por Griselda Siciliani

Al cumplir 90 años expresó “La vida me ha dado muchas cosas, sobre todo el amor de la gente que es lo que yo más agradezco. Lo dije y lo diré hasta el cansancio: Mi vida no es más que la de una señora de su casa que se hizo la graciosa. Así quiero que me sientan y así quiero que me recuerden”.

La última aparición pública de Marshall fue en diciembre de 1995 cuando, asistió al Teatro Nacional Cervantes para acompañar a su amiga Libertad Lamarque en el homenaje que le brindó la entonces Secretaría de Cultura de la Nación. 

Por su aniversario la señal de cable Volver pasará dos películas a partir de las 13:00 hs para recordar el talento de la actriz. 

La primera emisión será la de “Amor de locura” (1953), escrita por Ramón Obón y dirigida por Rafael Baledón, a las 13:00 hs Seguida por  “Catita es una dama” (1956), escrita por Abel Santa Cruz con dirección de Julio Saraceni, a las 14:50 hs.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s