A 30 años del doping positivo de Maradona en el partido Napoli-Bari

Un día como hoy, pero de 1991, ocurría el hecho que fue considerado como el punto de quiebre no sólo de la relación con el Napoli e Italia, sino de la carrera futbolística de Maradona.

A 30 años del doping positivo de Maradona en el partido Napoli-Bari(Foto: Getty Images)
A 30 años del doping positivo de Maradona en el partido Napoli-Bari | Foto: Getty Images

El 17 de marzo de 1991 marchaba bien para Diego Maradona: con un gol de Gianfranco Zola, el Napoli le pudo ganar por la mínima al Bari en la 25° fecha del campeonato italiano de fútbol. Sin embargo, fue lo que sucedió después lo que truncaría definitivamente la carrera del argentino.

Tras la victoria de los napolitanos, Maradona fue llamado para realizarse el control antidoping, el cual, para desgracia de todos los amantes del fútbol, registró restos de cocaína en las muestras de su orina. De esa sentencia casi tajante, hoy se cumplen 30 años.

Antes de darse a conocer el resultado, Diego tendría tiempo de jugar su último partido con el Napoli. En ese último encuentro, Maradona marcó el último gol con la camiseta que más éxitos cosechó durante toda su carrera como futbolista, además de la de la Selección.

Una vez enterada del resultado del doping, la Federación italiana decidió suspenderlo del fútbol durante quince meses, por lo que decidió volverse para la Argentina el 1° de abril de ese mismo año.

Algunas semanas después, la policía realizó un allanamiento en su departamento, encontrando drogas por las cuales fue detenido y, tras el pago de 20 mil pesos, posteriormente liberado. Durante los meses de suspensión, Maradona se mantuvo en forma entrenando y disputando partidos amistosos.

“Merecía respeto. Un respeto así de chiquito, porque yo le di un poquito de alegría a la gente”, fueron las palabras que llegó a decir el Diez en un programa televisivo italiano después de quedar finalmente libre de todos los cargos impuestos.

Foto: Getty Images

“El laboratorio donde se hicieron los análisis está bajo sospecha, y no precisamente por mi caso. Por mi caso, los italianos no lo hubieran investigado jamás… ese doping era la venganza, la vendetta contra mí, porque la Argentina había eliminado a Italia, y ellos habían perdido muchos millones”, aseguraba el futbolista, que creía fervientemente que el doping se trataba de una conspiración en su contra.

Cuando cumplió la condena, el Diez tuvo la posibilidad de regresar al Napoli, ya que el club todavía era el dueño de su pase. Sin embargo, queriéndose alejar de Italia por la presión generalizada, tomó la decisión de volver a tierras españolas.

Pero esta vez no fue la comunidad catalana, sino la andaluza, precisamente en Sevilla, club donde buscaba menos rigor deportivo y donde se encontraba su exentrenador y amigo Carlos Salvador Bilardo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s