Denuncian acumulación de cadáveres en un galpón

Otra familia damnificada por la demora en la disposición final de los restos de fallecidos por no Covid denunció a la funeraria Ramón Oviedo por mantener más de cien féretros en un galpón sin seguridad, sin ventilación y en el medio de la ciudad.

La familia de un hombre fallecido en septiembre pasado y cuyos restos esperan aún una cremación que selle el dolor, denunció a la empresa Ramón Oviedo tras comprobar el macabro estado en que la compañía conservaba los restos de su ser querido.

La denuncia se concretó el miércoles pasado en la comisaría Primera y recayó en el Juzgado de Instrucción N° 2 de esta ciudad a cargo de la Dra. María Cristina Barrionuevo, luego de que los hijos de la mujer lograran ver con sus propios ojos el lugar donde la funeraria tendría guardados los restos de, al menos, cien muertos que aún no pudieron ser cremados y entregadas sus cenizas a sus deudos.

La semana pasada otra familia que reclamaba la cremación de los restos de su padre fallecido en marzo del año pasado había denunciado que, según datos de la empresa Ramón Oviedo, (una de las dos funerarias que presta servicios en esta ciudad) había más de 70 cuerpos esperando una cremación desde que comenzó la pandemia y que estos se encontraban “a resguardo en una bóveda”.

Al enterarse de esto, otra familia pidió ver el lugar donde estaba resguardado el cadáver de su padre ya que, según denunciaron en las redes sociales, la funeraria les había cobrado más de 200 mil pesos por mantener el féretro en un lugar refrigerado y acondicionado hasta que llegara el momento de la cremación y querían corroborar que ese servicio se estuviera cumpliendo.

El viernes, los hijos del hombre fallecido publicaron en las redes: “Decidimos acercarnos a las instalaciones para constatar que el cuerpo de mi suegro esté en resguardo y buenas condiciones y no fue así. Se encontraba en el piso de un galpón en la calle Campos. No tiene cámara de frío ni sistema de ventilación ni tampoco está acondicionado para el resguardo de cuerpos. Había olor a podrido y 300 cadáveres más en un galpón con una puerta de chapa y un foquito de luz”.

Los damnificados afirmaron en la publicación: “A raíz de nuestra desesperación Ramón Oviedo nos prometió cremar a mi suegro junto al señor Sena este 25 (de febrero). Ahora nos dicen que, porque denunciamos, no nos van a cremar a nuestros seres queridos”.

Por otra parte indicaron: “Se supone que pagamos doscientas lucas para que el cuerpo se conserve hasta la fecha de cremación y no fue así. Esto es una estafa, una falta de respeto a nuestros seres queridos; la familia de mi señora está destruida”.

En declaraciones a Radio Universidad de Río Grande, Ángel Oviedo, titular de la funeraria, afirmó el miércoles pasado que “tenemos 47 fallecidos en Ushuaia que no pueden ser cremados y se encuentran en el tanatorio, que es un depósito habilitado para los fallecidos, que están en féretros metálicos herméticamente sellados y rotulados. Es como si fuesen nichos, pero dentro de un tanatorio y un depósito mortuorio. Son 47 que están esperando cremación y fallecieron por causas que no fueron Covid”.

Además, aseguró que “la provincia de Tierra del Fuego tiene que agradecerme porque en medio de la pandemia me puse a acondicionar un depósito para poder tener en custodia mortuoria hasta cien fallecidos, porque no había otro lugar para tenerlos. Yo tengo los fallecidos en un tanatorio, con custodia mortuoria, con todos los seguros y resguardo”.

De acuerdo a las fotos publicadas en las redes por la familia que logró ingresar al depósito, los féretros se encuentran en el galpón de una casa ubicada en la calle Gobernador Campos 1168, a la vuelta de la administración de la funeraria.

Un nuevo crematorio en Tolhuin

A raíz de las quejas de los deudos que esperan cerrar su dolor con la cremación de sus difuntos, la semana pasada Ángel Oviedo salió a aclarar que antes, “en Tierra del Fuego había entre cuatro y cinco cremaciones mensuales, dos eran de la ciudad de Ushuaia y dos o tres de Río Grande e íbamos a cremar a Río Gallegos. Sobraba crematorio, pero luego hubo un desborde y hoy se obliga a cremar a todos los cuerpos Covid. Nosotros tenemos empresas en Capital Federal y en Córdoba, donde podemos inhumar en los cementerios a fallecidos Covid como ocurre con cualquier enfermedad infecto-contagiosa; pero el COE de la provincia de Tierra del Fuego no autoriza inhumaciones en tierra y lleva a este desborde porque todos deben ser cremados”.

Ante esta situación Oviedo adelantó que “hace treinta días presentamos un proyecto, que fue aceptado, y vamos a instalar un complejo funerario que va a contar con un crematorio, con sala velatoria y capilla, en la ciudad de Tolhuin, para tomar las cremaciones de Ushuaia y Río Grande. Adquirimos un crematorio, que es el tercer horno que entra a la Argentina, porque los dos primeros entraron durante la pandemia el año pasado, uno en Capital y otro en Neuquén; se llama Hiperjet, es el más puro para el ambiente y permite una cremación por hora. Vamos a poder realizar entre ocho y diez cremaciones diarias, que es demasiado para la provincia. La inversión que estamos haciendo no se justifica -reconoció-, porque tendría que ser suficiente con el de Río Grande. Hablamos de una inversión de alrededor de 30 millones de pesos”.

Fuente https://www.surenio.com.ar/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s