Mujeres mbya reclaman intervención judicial en casos de violencia

Mujeres mbya reclaman intervención judicial en casos de violencia

Denuncian que la Justicia de Pozo Azul no interviene en las situaciones de acoso sexual porque los jueces alegan que son problemas internos de la comunidad y deben solucionarlos entre ellos. Por Diario Femenino


Un grupo de mujeres del pueblo originario mbya guaraní de Tekoá Arandú de Pozo Azul “Kuña mbarete”, reclama porque la Justicia no actúa ante los innumerables casos de violencia de género. Los jueces alegan que “son cosas internas de la comunidad” mbya, cuando también son ciudadanas argentinas amparadas por la Constitución Nacional, la Provincial y las leyes.

A pesar de las denuncias realizadas por casos de maltrato y abusos, los victimarios salen en libertad a las pocas semanas, mientras que sus víctimas continúan internadas por los golpes recibidos.

En los casos donde sí hubo intervención judicial, los trataron no como violencia de género sino como “peleas domésticas que tienen que arreglarse en la familia”.

“Es ridículo que digan que nos tenemos que arreglar entre nosotros. Nuestro cacique no tiene las herramientas legales ni las instituciones que puedan resolver y sancionar este tipo de delitos”, dijo a PRIMERA EDICIÓN, Liliana Frías.

Por ello, el viernes se reunieron para elaborar un manifiesto. En el mismo solicitan al Municipio de Pozo Azul que se declare en “emergencia por violencia de género”. Según explicó Frías, presentarán el documento ante el Tribunal Superior de Justicia.

La violencia se incrementó con la pandemia

Según contó Frías, siempre hubo violencia de género en la comunidad pero “desde que se decretó el aislamiento por la pandemia es impresionante como aumentó. Los tipos tomaron riendas sueltas, empezaron a tomar mucho más alcohol que antes y volvían a sus casas para golpear a sus parejas”.

Es por eso que piden desesperadas que la Justicia de Pozo Azul actúe, ya que “son situaciones completamente nuevas que no sabemos cómo manejar”, sostuvo.

 El último caso registrado

Días atrás, una joven mbya de 21 años fue víctima de acoso sexual cuando recibió una propuesta sexual a cambio de un puesto como promotora de salud para la comunidad de Pozo Azul.

Según lo relatado, el hombre de más de 40 años tiene un prontuario de violencia por enfrentamientos con otros miembros de la comunidad, además que varias mujeres de la comunidad lo señalaron como acosador.

Al recibir estos mensajes a través de las redes sociales, la joven acudió de inmediato al cacique de Tekoa Arandu, Epifanio Chamorro, quien la acompañó a realizar la denuncia en primera instancia en la Policía de Pozo Azul. Allí les aconsejaron hacer lo mismo en el Juzgado de Paz de Pozo Azul.

Así lo hicieron, y ahora están aguardando la respuesta sobre este hecho.

La joven quedó traumatizada, angustiada y preocupada por su situación, mientras el agresor continúa libre.

Como este hecho, Frías narró muchos más y peores: hombres que descargan su furia contra mujeres quienes, en su mayoría, son sus parejas. Muchas de ellas debieron ser internadas por la gravedad de los golpes y, a pesar de las insistentes denuncias, los victimarios no recibieron la sanción penal correspondiente.

Fuente https://www.anred.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s