“El día que murió la música”, la primera gran tragedia del rock

El 3 de febrero de 1959, Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper morían en un accidente aéreo.

"El día que murió la música", la primera gran tragedia del rock
“El día que murió la música”, la primera gran tragedia del rock

El 3 de febrero de 1959, el rock sufría su primera gran tragedia. Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper sufrieron un accidente aéreo en Clear Lake, Iowa, en el cual perdieron la vida junto al piloto.

Esa fecha se conoce como El día que murió la música, y se denomina así por la canción “American Pie”, de Don McLean.

Hace mucho, mucho tiempo
Todavía puedo recordar
Cómo esa música solía hacerme sonreír
Y sabía que si tenía mi oportunidad
Que podría hacer bailar a esa gente
Y, tal vez, estarían felices por un tiempo

Pero febrero me hizo temblar
Con cada papel que entregaría
Malas noticias en la puerta
No podía dar un paso más

No recuerdo si lloré
Cuando leí sobre su novia viuda
Pero algo me tocó profundamente en el interior
El día en que murió la música

El accidente

En 1959, Buddy Holly, un joven artista de 22 años, ya era una gran estrella y se encontraba de gira que lo llevarían, a él y su banda, por 24 ciudades del centro de los Estados Unidos. Debido a las precarias condiciones del autobús que los trasladaba, Holly decidió alquilar un avión para cubrir las siguientes etapas del Winter Dance Party Tour.

En la avioneta, de cuatro plazas, viajarían, además de Holly, Waylon Jennings y Tommy Allsup, otros dos integrantes de la banda.

Pero una serie de hechos cambió los planes.

J.P. ‘The Big Bopper’ Richardson, de 28 años, había empezado su carrera como DJ en Texas y ya había ganado cierto reconocimiento como compositor. Durante la gira, se enfermó y le pidió a Jennings que le cediera su lugar en el avión. Cuando Holly se enteró, le dijo a éste último: “¡Espero que tu viejo autobús se congele!”; suiguiendo con la broma, Jennings contestó: “¡Bueno, yo espero que tu viejo avión se estrelle!”. Un fatal augurio que lo perseguiría el resto de su vida.

La otra víctima era Ritchie Valens, un joven que, con sólo 17 años, ya había lanzado una versión eléctrica de “La bamba”, una canción que hoy es un clásico del género. Pese a tener miedo a volar, Valens le pidió a Allsup su lugar en el avión. Lo apostaron a cara o cruz y, finalmente, el artista de ascendencia mexicana se quedó con el asiento.

La madrugada del 3 de febrero de 1959, la avioneta Beechcraft Bonanza despegaba del aeropuerto de Mason City, Iowa, con rumbo a Fargo, Dakota del Norte. Pocos minutos después del despegue, la aeronave chocaba en un campo de maíz.

Los expertos concluyeron que el accidente se debió al mal tiempo y a un error del piloto.

Numerosos rumores rodearon al accidente. Por ejemplo, se dijo que Richardson había sobrevivido al impacto y que había ido en busca de ayuda, ya que su cuerpo apareció más lejos que el del resto de la víctimas. Además, el hallazgo de un arma de fuego que, se creía, pertenecía a Buddy Holly, sembró dudas en torno a las causas del accidente.

Monumento a los tres músicos fallecidos en el lugar del accidente.
Monumento a los tres músicos fallecidos en el lugar del accidente.

No obstante, en 2016, la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) declinó la posibilidad de reabrir la investigación.

Fuente FiloNews

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s