EEUU: Florida y otros estados toman medidas contra el “turismo de vacunas”

La indignación de residentes que aún no pudieron recibir la vacuna por falta de dosis hicieron que las autoridades tomaran medidas para evitar que extranjeros viajen a esos estados a vacunarse.

"Queremos poner a las personas que viven aquí en primer lugar", dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis.
“Queremos poner a las personas que viven aquí en primer lugar”, dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

El proceso de vacunación avanza en Estados Unidos. El país más afectado por la pandemia de coronavirus -registra más de 26 millones de casos positivos y 447.000 muertos-, ya administró 26,5 millones de dosis y avanza rápidamente con el plan de inmunización, aplicando un promedio de 1,5 millones de vacunas por día.

Así, de a poco, al mismo tiempo que desciende la cantidad de casos diarios, el país norteamericano comienza a dejar atrás una situación que, por momentos, se tornó crítica, llegando a registrar más de 300.000 casos y 4.000 muertos en una sola jornada. 

Sin embargo, en esta etapa hay un problema que preocupa a las autoridades: “el turismo de vacunas”.

En las últimas semanas, diversas figuras mediáticas compartieron en redes sociales el momento en que recibían la vacuna contra el Covid-19.

Uno de los casos más resonados en nuestro país fue el de Yanina Latorre, quien llevó a su mamá a los EE.UU. para que se aplicara la vacuna. Otro fue el de la abogada Ana Rosenfeld, quien también se vacunó allí contra la enfermedad.

Estas imágenes despertaron la indignación de los residentes de Florida. Es que varios de los famosos extranjeros que se aplicaron la vacuna lo hicieron en Miami, principal ciudad de ese estado, en el que se está vacunando a los mayores de 65 años.

“No se permite el turismo de vacunas. Es detestable, la gente no debería venir aquí para recibir una vacuna y salir volando”, dijo el director de Emergencias de Florida, Jared Moskowitz.

Ante esta situación, el gobernador Ron DeSantis anunció que el estado solicitará nuevos requisitos, como una prueba de residencia, a quienes soliciten turno para vacunarse. 

DeSantis dijo que habrá lugar para las excepciones, pero aclaró: “Lo que no queremos son los turistas, los extranjeros. Queremos poner a las personas mayores primero, pero obviamente queremos poner a las personas que viven aquí en primer lugar”.

Nueva York, otro estado con reportes de canadienses que han buscado la vacuna, también endureció los controles: los adultos mayores deben tener una prueba de residencia y los trabajadores de primera línea deben mostrar un comprobante de empleo válido en ese estado.

Por su parte, California, el estado más poblado del país, también pide una prueba de empleo para los trabajadores sanitarios, pero para un adulto mayor de 65 años no hay un requisito de prueba de residencia.

“La distribución de vacunas se basa en la elegibilidad independientemente del estado de residencia o inmigración”, indicó el Departamento de Salud de California.

Pero la situación también plantea un dilema, ya que activistas y organizaciones que trabajan por los derechos de los inmigrantes sostienen que el acceso a la vacuna “debe estar disponible para todo el mundo, sin importar dónde viven ni su estatus migratorio”.

En la Casa Blanca, la portavoz Jen Psaki dijo que el gobierno de Joe Biden cree que “hay que garantizar” que todos reciban la vacuna, incluidos los inmigrantes indocumentados: “No solo es moralmente correcto, sino que garantiza también la seguridad de las personas en el país”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s