Gran Bretaña construye en la Antártida

Durante este verano austral, el Reino Unido acelerará los trabajos en un nuevo edificio de vanguardia tecnológica en la estación de investigación Rothera. Ejecutan un plan de inversión a 10 años en infraestructura, por 137 millones de dólares.

Una nueva etapa en la construcción de una instalación de apoyo científico en la Antártida comenzó a ejecutar el gobierno de Gran Bretaña en la Estación de Investigación Rothera, que administra el British Antarctic Survey (BAS).

Para mitigar el riesgo de introducir COVID-19 en el continente blanco, el equipo de construcción pasó dos semanas en cuarentena y se sometió a tres tests antes de realizar el viaje de 11.000 kilómetros en barco.

La dotación de más de 20 personas pertenece a la empresa de construcción BAM, la misma que construye la nueva estación portuaria en Puerto Argentino, en las usurpadas islas Malvinas.

La actual es la segunda temporada de construcción del edificio destinado a investigaciones científicas. El objetivo este año es completar los cimientos de hormigón prefabricado, losa de planta baja, anclajes de roca y pilares, así como el drenaje y muro perimetral, según informa el BAS. En diciembre de 2021 se completaría la estructura exterior.

La nueva instalación se llama Discovery Building, en conmemoración por el descubrimiento de la Antártida hace poco más de 200 años, que los británicos se adjudican. El proyecto forma parte del Programa de Modernización de la Infraestructura Antártica (AIMP). Las fastuosas instalaciones del nuevo edificio de 4.500m2 en dos plantas incluyen áreas de preparación para expediciones de campo, oficinas, centro médico, espacios recreativos como sala de música y muro de escalada y talleres de ciencias.

El Discovery Building tiene un diseño único que incluye una térmicamente eficiente capa exterior para minimizar el uso de energía, además de generadores de recuperación de calor y paneles solares fotovoltaicos. También tiene un deflector de nieve y viento -el más grande de su tipo en la Antártida-, para minimizar el tiempo dedicado a eliminar la acumulación de nieve alrededor del edificio.

Las oficinas, luminosas y de planta abierta, fomentan la colaboración y mejoran la salud y el bienestar del personal que vive en estas remotas ubicaciones. El techo favorece la luz natural que reduce los efectos del llamado trastorno afectivo estacional (TAE).

El Programa de Modernización de la Infraestructura Antártica (AIMP) responde a un encargo del UKRI-NERC (Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural). Tiene como objetivo mantener al Reino Unido a la vanguardia de la investigación sobre clima, biodiversidad y océanos. Tendrá una duración de entre 7 y 10 años y un valor estimado en 100 millones libras, unos 137 millones de dólares estadounidenses.

FUENTE: British Antarctic Survey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s