El 23 de enero de 1944, moría el pintor Edvard Munch

El 23 de enero de 1944, en Oslo, Noruega, moría el pintor que mejor representó el expresionismo, ese día se apagaba la vida de Edvard Munch.

Nacido en 12 de diciembre de 1863, en Løten, su familia fue tempranamente diezmada por una epidemia de Tuberculosis que afectó mentalmente a su padre, esto hizo que Edvard desarrollara un carácter obsesivo, conflictivo e irascible. Luego de un breve y fallido intento por estudiar ingeniería, se lanzó de lleno a su pasión, la pintura.

El pintor noruego Christian Krohg ejerció una gran influencia en Edvard, lo corregía en demasía, pero lo alentaba a encontrar su estilo y lo invitaba a todas reuniones de círculos literarios y artísticos. Su mezcla de locura y refinamiento lo hicieron encajar en París, allí se vio fascinado por el arte de Gauguin, fue abandonando su impresionismo inicial para desarrollar un estilo muy personal y pionero.

Poco a poco fue abandonando las figuras naturalistas para reemplazarlas por formas mas esquemáticas y simbólicas. Sus figuras comenzaron a mostrar gestos de dolor, pese a ser simbólicas contagiaban sufrimiento y tragedia, había dado a luz al “Expresionismo”.

Solía hacer una comparación tan odiosa como real, “-Leonardo Da Vinci diseccionó cuerpos para entender la anatomía humana, yo disecciono las almas para entender los sentimientos”. Sus obras desbordaban de ansiedad, soledad, melancolía y sufrimiento, “El grito”, su obra mas conocida es literalmente aterradora y angustiante, para esta época ya era una celebridad en Francia y Alemania.

Al mismo tiempo que llegó el éxito comercial, llegaron los problemas políticos, psíquicos y físicos. El surgimiento del nazismo lo expulsó de Alemania, para colmo en poco tiempo Alemania invadió Noruega donde se confiscaron decenas de su obras.

El alcoholismo y severas infecciones oculares le impedían desarrollar su actividad, pero un acertado viaje a los EEUU le dio la oportunidad de recibir los honores que merecía, exposiciones, premios y homenajes fueron una constante en el final de su vida.

Aprovechando la inminente retirada de las tropas alemanas de territorio noruego regresa a su tierra donde encontró la muerte en la mas absoluta soledad el 23 de enero de 1944.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s