Edgar Allan Poe: seis cuentos del maestro del terror

En un nuevo aniversario de su nacimiento, repasamos la vida y obra de uno de los autores fundamentales de la literatura universal.

Edgar Allan Poe: seis cuentos del maestro del terror
Edgar Allan Poe: seis cuentos del maestro del terror

Creador del cuento policial y maestro del género de terror, es considerado unos de los escritores más célebres del siglo XIX. Hoy, a 212 años de su nacimiento, sigue siendo uno de los autores fundamentales de la literatura y su obra continúa siendo reeditada y estudiada.

Edgar Allan Poe nació en Boston, Estados Unidos, el 19 de enero de 1809. A los dos años, sus padres ya habían fallecido y tanto Edgar como su hermana, Rosalie, fueron adoptados por dos familias vecinas en Richmond.

La familia Allan, que le daría su apellido, fue la que adoptó al futuro escritor. Tuvo una relación conflictiva con su padrastro, quien nunca apoyó sus deseos de ser escritor y, se dice, no llegó a adoptarlo legalmente.

Durante su infancia y adolescencia fue a los mejores colegios, y, tras completar sus estudios, se inscribió en la Universidad de Virginia, en Carlottesville. Fue en esto punto cuando el escritor tuvo su primer contacto con el alcohol. Además, comenzó a tener problemas con el juego, al que recurría para subsistir.

“El clima de la Universidad era tan favorable como el de una taberna: Poe jugaba, perdía casi invariablemente, y bebía”, cuenta Julio Córtazar, quien tradujo su obra al español.

Pero, como contracara de su vida turbulenta, el estudiante leía y traducía las lenguas clásicas prácticamente sin esfuerzo, lo que le valió la admiración de profesores y compañeros.

Sin embargo, en 1827 decidió abandonar sus estudios.

De vuelta en Boston, y ante la falta de dinero, decidió alistarse en el Ejército. Mientras tanto, fue publicado su primer trabajo, “Tamerlane and Other Poems”, que pasó casi desapercibido. Tras dos años de servicio, y con la ayuda de su padrastro, logró terminar más rápido su oficio militar y en 1831 publicó “Poems”, otra de sus obras.

Tras algunos años en los que se dedicó a publicar algunos cuentos y centrarse en su carrera como periodista, Poe alcanzó cierta estabilidad económica. Fue en esta época cuando publicó “El cuervo”, el poema que lo llevaría al éxito popular. No obstante, la muerte de su mujer, Virginia, lo llevó de vuelta a la bebida e incluso a un intento de suicidio.

Un encuentro con un viejo amor de juventud lo animó: la prometida era Sarah Elmira Royster, quien, bajo la condición de que abandonaría los malos hábitos que había en su vida, se casaría con el escritor. 

Pero, poco tiempo después, Poe fue hallado en las calles de Baltimore en estado de delirio, “muy angustiado, y necesitado de ayuda inmediata”. Su amigo James Snodgrass lo llevó al Washington College Hospital, donde falleció por causas que a día de hoy siguen siendo un misterio.

Su muerte al igual que toda su obra está envuelta en un misterio absoluto, Poe nunca pudo explicar el porque llevaba ropa puesta que no era suya, ni cómo había pasado de estar feliz por su venidero matrimonio a divagar en un hospital psiquiátrico.

La leyenda cuenta que en sus últimos momentos invocaba obsesivamente a un tal “Reynolds” (algunos sospechan que pudo haber sido un personaje de una de sus novelas de ciencia ficción titulada:  La narración de Arthur Gordon Pym), y que al morir sus últimas palabras fueron: “¡Que Dios ayude a mi pobre alma!”. 

Tanto los informes médicos como el certificado de defunción se perdieron. Los periódicos de la época dijeron el autor había muerto por una “congestión” o “inflamación cerebral”, dos causas que se usaban en esos tiempos para cubrir elegantemente a los fallecidos a causa de su adicción al alcoholismo.

Seis cuentos y relatos imprescindibles de Edgar Allan Poe1

El Cuervo

No es un cuento, pero fue su poema más importante y exitoso, ya que le generó reconocimiento mundial.

El texto se centra en una visita misteriosa, la de un cuervo parlante, que llega a la casa de un hombre dolorido por mal de amores. Allí, la presencia del animal va acompañando el proceso de desesperación y locura del joven estudiante. El Nevermore (Nunca más) que el pájaro repite de manera sistemática es una referencia inconfundible.

La caída de la casa Usher

Cuenta la visita de un joven caballero a Roderick Usher, un amigo de la infancia, devenido en artista excéntrico, que vive recluido junto a su hipocondríaca hermana. Tras la sorpresiva muerte de Usher deciden depositar sus restos en una cripta; sin embargo, no pasará mucho tiempo antes de que comiencen a tener lugar acontecimientos cada vez más misteriosos.

El Gato Negro

Considerado como uno de los relatos más espeluznantes de la historia de la literatura, la obra fue publicada de manera original en el periódico Saturday Evening Post de Filadelfia, en agosto del 1843. El cuento es, además, considerado como esencial en lo que en la actualidad se conoce como terror psicológico. 

El corazón delator

Quizá la obra más conocida del autor. Este cuento, publicado por primera vez en el periódico literario The Pioneer en 1843, plantea la relación entre dos personas, de las que se desconoce en realidad si tienen algún tipo de parentesco.

Allí un narrador anónimo se obsesiona con el ojo enfermo -“ojo de buitre”- de un anciano con el cual convive, hasta que decide asesinarlo luego de una planeación fría y calculadora: los desmembra y entierra debajo de un piso de su hogar. La culpa se apodera de las líneas y otra vez la cuestión psicológica aparece en escena, ya que el asesino no soporta la presión y alucina que el corazón, delator, late debajo de las maderas.

Los crímenes de la calle Morgue

Es el texto padre que inaugura el género policial moderno de detectives y también plantea por primera vez en la historia literaria un misterio de “habitación cerrada”. Esto significa que el espacio donde se produce el crimen es muy limitado y los elementos narrativos son esenciales para desentrañarlo.

El barril amontillado

En pleno carnaval, Monstresor busca a su amigo, Fortunato, para llevarlo a las catacumbas de su casa y vengarse de una pasada humillación. Se dice que el autor se inspiró en una leyenda que conoció durante sus tiempos en el Ejército, que contaba cómo un oficial fue emborrachado y encadenado luego de matar a duelo a uno de sus compañeros.

Fuente FiloNews

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s