El 13 de Enero de 2006 se llevaba a cabo “El robo del siglo”.

El 13 de Enero de 2006, en la sucursal Acassuso del Banco Río, se llevaba a cabo un robo con ribetes cinematográficos que se conoce como “El robo del siglo”.

Fernando Araujo, un prestigioso vecino de la zona de San Isidro, artista bohemio de buena posición, tenía un oscuro deseo, cometer un robo a un banco sin violencia, sin armas y con un toque artístico para que fuera recordado por años. Comenzó a reclutar gente, ellos eran Alberto de la Torre, Sebastián García Bolster, José Julián Zalloechevarría y el designado jefe del operativo Luis Mario Vitette Sellanes.

Para lograr un robo sin violencia, Araujo debió convencer a algunos de sus reclutados con antecedentes para que solo usaran réplicas y no armas reales. Durante más de un año se dedicaron a estudiar los movimientos del banco, para ello abrieron una caja de seguridad. Miraron decenas de videos de robos con rehenes para ver como actuaba el grupo halcón y como se manejaban los medios, querían dar la impresión de improvisados e inestables.

Bloster fue el encargado de planear la fuga, por un troncal pluvial que pasaba a 15 mts del sótano del Banco, para ello construyó un túnel que detonó 3 veces la alarma sísmica, que fue desconectada por creer que fallaba. El viernes 13 de Enero de 2006 ingresaron por separado y comenzaron la toma de rehenes, 23 en total que fueron separados en las tres plantas, permitieron que todos llamaran a sus familiares que instintivamente fueron hacia el Banco, todo esto fue planeado para que el Grupo Halcón no intentara repetir una locura como en la reciente masacre de Ramallo. De inmediato se trasladaron al tesoro donde violentaron 149 cajas de seguridad que ya conocían la marca de la cerradura y sabían como abrirlas.

Mientras se alzaban con 20 millones de dólares y un centenar de kilos de joyas, Vitette distraía al negociador del grupo halcón pidiendo gaseosas y pizzas para tomarse un tiempo y pensar como entregarse. Todos huyeron por el túnel y se subieron a 2 gomones con los que navegaron en sentido opuesto al Río de La Plata para salir por una alcantarilla de Acassuso y subir a una camioneta estacionada sobre ella pero con un agujero en el piso.

Para cuando la policía ingresó al Banco, los asaltantes estaban en sus casas contando el dinero y viendo el operativo por televisión. Con señuelos y falsas pistas sobre su huida tardaron horas en encontrar la entrada al túnel. En el sótano habían dejado una nota que decía “En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata, no amores”.

La esposa de De La Torre, hermana de “Pepita la pistolera” escondió el dinero de la parte de su marido, cuando este lo quiso recuperar ella se lo negó pensando que quería abandonarla. Esto derivó en una agresión y denuncia, que develó la punta del iceberg de la banda y todos cayeron detenidos. Pese a esto se considera que el robo fue un éxito ya que hoy todos ya están en libertad y el 90% del botín jamás fue recuperado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s