Murió Felisa Nilda Sotero, madre de Plaza de Mayo

La militante y luchadora por los Derechos Humanos falleció el viernes último a los 82 años.

Murió Felisa Nilda Sotero, madre de Plaza de Mayo
Murió Felisa Nilda Sotero, madre de Plaza de Mayo

El pasado 1º de enero falleció a sus 82 años Felisa Nilda Sotero, integrante de Madres de Plaza de Mayo, en City Bell, partido de La Plata. La también conocida como “Lila” sufrió las desapariciones de su esposo y uno de sus hijos durante la última dictadura militar.

Incansable luchadora por los Derechos Humanos, Felisa co-fundó el Comité para la Defensa de la Salud, la Ética y los Derechos Humanos (COSEDEH), además de ser miembro de su cuerpo directivo.

“Lila” nació el 15 de marzo de 1939 en Posadas, Misiones. Fue militante del MR17 y luego del FR-17 y en su casa, del barrio Villa Celina en el partido de La Matanza, tuvo lugar en junio de 1976 el Congreso de la Juventud Revolucionaria 17 de Octubre, organización juvenil del FR-17 donde participaban sus hijos. 

La Madre de Plaza de Mayo sufrió durante la última dictadura militar los secuestros y desapariciones de su esposo, el obrero y sindicalista gráfico Ramerio Pérez, y de su hijo mayor, Eduardo Alfredo Pérez, de 20 años, técnico en montaje de ascensores en la fábrica Electra y un destacado militante de la JR-17.

Ambos fueron secuestrados de su casa de Villa Celina, La Matanza, el 10 de octubre de 1977, y terminaron desaparecidos tras estar cautivos en el centro clandestino de detención Club Atlético.

En diálogo con El1 Digital, el portal de noticias de la Universidad Nacional de La Matanza, Lily Galeano, referente de la regional de ese partido bonaerense de la agrupación HIJOS, se mostró apenada por la pérdida.

“Es un gran dolor que vamos sufriendo los (miembros de) HIJOS, porque nos vamos quedando más cortos de todo ese faro e iluminación que ellas nos fueron dando. Los HIJOS tomamos de las Madres, en este caso de Felisa, de las Abuelas y de los familiares, esa bandera para poder continuar”, señaló la dirigente.

Sotelo fue militante de los derechos humanos y testificó en el juicio que en el 2017 se siguió contra 7 represores por los delitos cometidos contra 352 víctimas cautivas en los centros clandestinos de detención, tortura y exterminio Atlético, Banco y Olimpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s