#AbortoLegal2020: comunicado aborto y discapacidad 2020

Las personas con discapacidad no debemos ser usadas para oponerse a la interrupción voluntaria del embarazo

Desde la Red por los Derechos de las personas con Discapacidad (REDI) sentimos la necesidad de aclarar que el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados/as no implica de ninguna manera el aborto por motivos de discapacidad. Lamentablemente, durante esta semana de tratamiento del proyecto en el Senado hemos escuchado mensajes falaces, que hoy hemos visto en carteles en algunas calles respecto de que la interrupción voluntaria del embarazo, en caso de convertirse en ley, permitiría a las mujeres abortar si se constatara que ese hijo/a podría nacer con una discapacidad.

Tal como expresamos en 2018, aclaramos que este proyecto admite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación. Antes de la semana 14 de gestación resulta imposible realizar estudios genéticos que determinen una posible discapacidad del feto. Esta clase de análisis sólo puede efectuarse después de la semana 18 de gestación.

Por otro lado, es importante destacar que el proyecto de ley establece algunas causas para permitir abortos después de la semana 14 de gestación, pero entre estas causas no se incluye ninguna relacionada con una posible discapacidad del feto. Por lo tanto, es falso que este proyecto vaya en contra del nacimiento de personas con discapacidad. Si así fuera, desde REDI, como organización de derechos humanos integrada por personas con discapacidad, no podríamos apoyarlo.

Por el contrario, desde REDI avalamos este proyecto, convencidos/as de que resulta necesario que exista una política de salud pública que frene tantas muertes de mujeres por abortos clandestinos. Además, destacamos que el proyecto tiene perspectiva de discapacidad, en tanto incluye la posibilidad de que las mujeres y personas gestantes con discapacidad que lo requieran reciban apoyos para brindar el consentimiento y para acceder a toda la información necesaria sobre la práctica.

Desde REDI exigimos a la opinión pública que no utilice a nuestro colectivo de manera falaz para manifestar su oposición a la despenalización del aborto. Estos discursos sólo generan confusión en quienes los reciben, ya que apelan a un golpe bajo e intentan convencer desde la sensibilidad.

Seguimos pidiendo educación sexual para decidir, que incluya recursos didácticos para personas con discapacidad; anticonceptivos para no abortar, con información accesible para nuestro colectivo; y aborto legal para no morir.

A continuación, copiamos el link a un video realizado por REDI en 2018, en el que diversas mujeres con discapacidad explican por qué apoyan la legalización del aborto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s