Nelly Minyersky: «El aborto es la última piedra basal que tiene el patriarcado»

A sus 91 años y más activa que nunca, la histórica militante feminista habló con El Grito del Sur luego de que el Gobierno anunciara el envío del proyecto de aborto al Congreso. “Nosotras venimos diciendo nuestras verdades desde hace más de una década y el del 2018 fue un debate ejemplar que no hace falta repetir”, apunta.

Quienes creen que las causas sociales están encabezadas solamente por jóvenes, lejos están de conocer la histórica lucha por la legalización del aborto en la Argentina y mucho más a Nelly Minyersky, quien a sus 91 años no tiene problema en contestar los llamados de la prensa para hablar sobre la noticia de que el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo será presentado en el Congreso antes de fin de mes. Histórica militante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, la abogada especialista en Derecho de Familia fue la primera mujer presidenta de la Asociación de Abogados de Buenos Aires y del Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal. Además, desde 2017 está a cargo del Parlamento de las Mujeres de la Legislatura porteña y dictó parte de las capacitaciones en perspectiva de género contempladas por la ley Micaela en la Procuración del Tesoro. Aunque ahora no pueda salir a las calles como lo hizo en 2018, cuando se la vio agitando su pañuelo junto con jóvenes de la secundaria, Nelly asegura que se están buscando formas creativas de manifestarse y que la presencia del movimiento feminista se va a hacer sentir durante el debate a pesar de la pandemia.

Luego de que este lunes la Secretaria Legal y Técnica de la Nación, Vilma Ibarra, confirmara que el proyecto de ley del Ejecutivo se tratará en sesiones extraordinarias, El Grito del Sur conversó con Nelly Minyersky sobre su reacción a la noticia, el panorama legislativo y cómo será la Campaña después de la campaña.

¿Cómo te tomó esta noticia?

Fue muy emocionante porque es la noticia que estuvimos esperando todos estos meses. Yo estaba tranquila, porque el Presidente se había comprometido muchas veces y sabía que, inclusive con todas las dificultades que hubo este año, para el mismo gobierno era importante que se presentara. Muchas jóvenes empezaron a desconfiar por que se acercaba el cierre de sesiones, pero yo que tengo más años y he vivido muchas circunstancias, sabía que la probabilidad de que el Gobierno cumpliera era alta.

¿Cómo creés que va a ser el tratamiento? ¿Desde la Campaña se está haciendo algún poroteo?

Parece que el tratamiento va a ser más corto que el anterior. La sociedad ya debatió esto; nosotras venimos diciendo nuestras verdades desde hace más de una década y el del 2018 fue un debate ejemplar que no hace falta repetir. Inclusive, de las palabras de Vilma Ibarra de ayer, se puede llegar a deducir que se va a buscar que se trate durante las sesiones extraordinarias también en el Senado. El dato que yo tengo es que se cuenta con los votos necesarios. Además, tengo la impresión de que hasta que el Gobierno no estuviera tranquilo con eso, no iba a exponerse a presentarlo en un momento donde hay tanto ataque de la oposición, así que siento que el panorama es bueno.

¿Qué pasa con el texto del proyecto?

Yo creo que va a tener líneas parecidas al que ya tuvo media sanción en Diputados. Lo que queda en incógnita es el tema de la objeción de conciencia, que es algo que contemplaba el proyecto que se trató en 2018, no así el de la Campaña. Estamos a la expectativa. El Gobierno adoptó una política muy estricta respecto a los lineamientos del proyecto, y yo creo que lo hizo para que no surjan discusiones estériles y que los antiderechos no empiecen a agitar más las aguas.

¿Cómo pensás que van a reaccionar los antiderechos?

Ya empezaron con algunas reacciones muy agresivas por redes sociales a diferentes periodistas feministas. Yo creo que no hay que darles prensa a los antiderechos: ellos atacan bajo un argumento totalmente falso que es hablar de las dos vidas, cuando estamos hablando de un proyecto que salva vidas. Este es un proyecto que amplía derechos y nosotras no vamos a obligar a abortar a nadie; en cambio, los antiderechos creen que tienen derecho a decidir sobre la vida y el destino de las mujeres en algo tan íntimo como es cuántos hijos tener. También hay que decir que despenalizar significa poner en claro qué es el deseo. Muchas veces, que no haya Educación Sexual Integral hace que las personas más carentes de todas, por una relación sexual, que tal vez es uno de los poco momentos de placer que tienen en la vida, caen embarazadas en embarazos reiterados que desgastan su salud. Nosotras queremos una maternidad feliz, deseada. Si el embarazo no es deseado pero decidís continuarlo, fantástico; lo que no queremos es maternidades que obliguen a cambiar un proyecto de vida, o que empobrezcan cada vez más tanto material como físicamente a la mujer.

¿Cómo te imaginás la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito cuando ya se haya sancionado la ley?

La ley va a ser un momento muy emocionante, pero después nos queda una tarea muy importante que es difundir y controlar que los servicios de salud cumplan. Ahí los medios tienen el papel fundamental de transmitir la información sobre los derechos de las personas gestantes, los deberes de los médicos de decirle a las chicas que ya no van a ir presas. A mí me gustaría que después de la aprobación, cada una de las regionales se conviertan en garantes de que se cumpla la ley en todas las provincias, porque eso sería seguir educando y generando promoción. Por nuestra parte vamos a seguir trabajando para que la ley no quede en la letra, sino que mejore la vida y la realidad de las mujeres.

¿Qué crees que va a significar la ley para la sociedad?

Creo que va a ser bueno no solo para la Argentina sino para toda América Latina, porque recordemos que hay países que tienen unas legislaciones terribles y han condenado a muchos años de prisión a jóvenes por abortar, como son El Salvador o Nicaragua. Realmente nosotras luchamos por un derecho humano y así debe ser considerado. Después queda otra instancia, pero creo que salir del campo del Derecho Penal para todo el feminismo es muy importante. Se dice que el aborto es la última piedra basal que tiene el patriarcado y yo creo que es así.

Fuente https://elgritodelsur.com.ar/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s