En Argentina, fue el invento de “desahogo sexual” para justificar una violación en manada. En Brasil, “violación culposa”

En Argentina, fue el invento de “desahogo sexual” para justificar una violación en manada. En Brasil, “violación culposa”.

En la segunda semana de septiembre, el hashtag # justiçapormariferrer llegó a los temas de tendencia en Twitter en el país. El motivo: finalizó el juicio del empresario André de Camargo Aranha, acusado de violar a la joven promotora catarinense Mariana Ferrer, de 23 años, durante una fiesta en 2018. Fue declarado inocente.

Según el fiscal responsable del caso, no había forma de que el empresario supiera, durante el acto sexual, que la joven no estaba en condiciones de consentir la relación, por lo que no había “intención” de violación. Por lo tanto, el juez aceptó el argumento de que cometió “violación condenatoria”, un “delito” no previsto por la ley.

Como nadie puede ser condenado por un delito que no existe, Aranha fue absuelta. Movimientos feminista, periodistas, activistas y artistas vienen acompañando el caso de Mariana desde que se hizo público exigiendo justicia.

Un ejemplo más de la urgencia de una reforma judicial con perspectiva de género.

Ilustración: @crisvector

Fuente Emergentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s