Paren de matarnos: dos niñas de 2 y 9 años fueron asesinadas en Tucumán

Abigail Riquel, de 9 años, fue asesinada en la zona de Villa Muñecas, en San Miguel de Tucumán. Su familia denunció que la policía les respondió que no la podían buscar por falta de móviles, pero vecinos y familiares fueron reprimidos cuando reclamaban por su muerte. Hoy volvieron a salir a la calle para pedir justicia. Abigail Luna, de 2 años, llegó al Centro de Atención Primaria de la Salud de la zona de San Cayetano sin vida. Su madre denunció al padrastro por haberla golpeado. Tucumán es la tercera provincia con mayor cantidad de femicidios y transfemicidios de todo el país.

Por Inés Hayes y Melissa Zenobi

Abigail Riquel fue a buscar a Juana, su amiga del barrio, para jugar un rato antes del almuerzo. Era domingo a la mañana. “Mi hija justo se estaba bañando cuando vino Abigail, así que no se quedó”, dice Miguel Sánchez, papá de Juana, sobre lo ocurrido ayer en el barrio de Villa Muñecas, donde los vecinos se conocen todos entre sí. “Abigail era una niña hermosa, buenita y tímida, que se la pasaba jugando, y cuando se cansaba enseguida volvía a su casa”, recuerda.

Apenas notó su ausencia, el papá de Abigail, Pablo Riquel, fue a la Comisaría 12 de San Miguel de Tucumán a hacer la denuncia. Sin embargo -y aunque se tratara de una menor de edad- los policías de guardia no tomaron la denuncia: “No tenemos móviles, no hay suficientes policías”, le dijeron. “La policía no la buscó, no hizo absolutamente nada”, cuenta Carlos Koman, tío de Abigail. Fue la familia, junto a las y los vecinos, quienes salieron a buscarla, y cerca de las 17 horas encontraron su cuerpo a pocas cuadras de la casa.

Testigos aseguran que el domingo a la mañana vieron a Abigail con José Antonio Weimar, apodado “Culón”, de 25 años, que hacía pocos días había salido de la cárcel, y quien se encuentra prófugo y con pedido de detención. A 24 horas de la desaparición de Abigail, la fiscal aún no se comunicó con la familia, tampoco hubo sanciones para los policías que no la buscaron.

“Tucumán, tierra de Marita, Paulina, Diana, Lucía, tierra de impunidad y de indiferencia, provincia que se ubica tercera en el país por la cantidad de femicidios que durante el 2020 se produjeron”, dice con el dolor en la voz, Leonor Cruz, secretaria de Géneros de la CTA Autónoma de Tucumán. “Provincia cuyo poder político premia a abusadores y violadores con el silencio y la complicidad: Bussi (Ricardo, hijo del genocida Antonio Domingo, y legislador tucumano, denunciado por una trabajadora de Fuerza Republicana), Alperovich (José, exgobernador, senador, denunciado por abuso por su sobrina) y Orellana (exintendente de Famaillá, procesado por abuso). En esta provincia, es más importante y urgente pensar en el 2021, que proponer políticas públicas y destinar los recursos necesarios que detengan esta creciente ola de violencia hacia las niñas, mujeres y diversidades”.

La dirigente señaló además que, en Tucumán, “el Gobernador y todo su gabinete hacen silencio, pero destinan recursos a las fuerzas policiales en nombre de la seguridad, la misma policía que le negó a la madre de Abigail la denuncia, la misma policía que dijo no tenemos móviles, la misma policía que no se preocupó por buscar a Abigail, pero si está para reprimir a los vecinos y a la familia que desesperadamente buscaban a Abigail”.

Infancias en peligro

Horas más tarde de conocerse el femicidio de Abigail Riquel se difundió el femicidio de Abigail Luna, de 2 años. “Los medios comunicaron que murió asesinada a manos de su padrastro, y dan detalles de cómo la mataron, de cómo la violaron, de cuánto la golpearon (porque eso vende) y a nosotras una mezcla de impotencia, rabia y dolor nos aprieta el alma, nos ahoga la voz”, dice Cruz

Y apunta: “El patriarcado no es abstracto: humilla, golpea, viola, desaparece, nos mata por ser mujeres, por ser disidentes y no importa nuestra edad; se recrudece en nuestros barrios, donde la vida vale menos que cualquier otra vida, donde nuestras infancias sobreviven en el desamparo y en la desidia de un gobierno ausente, torturador de niñas”.

Estado de alerta

Desde los distintos movimientos feministas tucumanos y las organizaciones que integran la Multisectorial de Mujeres de Tucumán, hacen responsable al gobierno de Juan Manzur, y al Ministro de Seguridad, Claudio Maley. Exigen la implementación de protocolos de actuación inmediata en caso de desaparición de niñas y mujeres y políticas públicas para terminar con las violencias.

Desde el colectivo Ni Una Menos Tucumán denuncian “que el Estado tucumano es violento con mujeres y las disidencias”. Y agregan: “Un Estado machista que avala abusadores y acosadores, no toma medidas efectivas para la prevención, no destina presupuesto suficiente para los dispositivos de atención, y promueve mediante sus posicionamientos y políticas el menosprecio por la vida de las niñas, mujeres y LGBTIQ+”.

Carlos Koman, tío de Abigail Riquel, marca el horizonte: “Vamos a seguir hasta que encontremos justicia por mi sobrina. No podemos pensar en otra cosa que no sea saber qué pasó con ella”.

Fuente https://www.lavaca.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s