El Gobierno nacional frenó las aperturas de Larreta

Los bares y restaurantes porteños no podrán habilitar mesas en sus terrazas, patios o jardines. Sólo podrán ubicarlas en las veredas y no en sus propios espacios al aire libre. Así lo establece una resolución publicada este jueves por el Gobierno nacional

Los bares y restaurantes porteños no podrán poner mesas en sus patios, terrazas o jardines. Sólo les permitirán hacerlo en el espacio público, lo que incluye la vereda y la calzada. La medida fue publicada este jueves en el Boletín Oficial de la República Argentina. Y representa un freno por parte del Gobierno nacional a la Ciudad, que pretendía habilitar a los locales gastronómicos para que también usaran sus propios espacios al aire libre.

Cada jurisdicción propone las flexibilizaciones de la cuarentena que considere necesarias. Pero es el Gobierno nacional el que tiene la última palabra. Y esta vez, en el marco de una cantidad creciente de contagios de coronavirus, hizo un veto parcial a las pretensiones porteñas.

La resolución de este jueves autoriza el funcionamiento de la actividad gastronómica al aire libre, “exclusivamente en vereda, calzada u otros sectores del espacio público”. Pero aclara: “sin el uso de espacios o salones interiores, patios interiores, terrazas, jardines o similares”.

Esta limitación tomó por sorpresa a los bares y restaurantes porteños, algunos de los cuales ya habían preparado sus propios espacios al aire libre para recibir clientes. “A partir de el lunes 31 de agosto estaremos tomando reservas para que vengas a disfrutar de la experiencia Mudrá en nuestra terraza”, publicó ese restaurante.

Otros restaurantes como Casa Cavia, Osaka, La Panadería de Pablo y casi todos los que tienen terraza ya habían anunciado a sus clientes que podían hacer reservas y también las estaban tomando. Y muchos compraron mercadería para una cantidad de cubiertos que ahora se verá drásticamente limitada.

La resolución del Gobierno nacional detalla que los locales deberán tener con la habilitación otorgada por la jurisdicción para poner mesas en el espacio público.

Por otra parte, subraya que los empleados de los locales gastronómicos no podrán usar el transporte público para ir a su lugar de trabajo.

La medida deja en manos de la Ciudad la potestad de dictar las reglamentaciones para la actividad. “El jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires podrá implementarla gradualmente, suspenderla o reanudarla, en el marco de su competencia territorial, en virtud de las recomendaciones de la autoridad sanitaria local, y conforme a la situación epidemiológica y sanitaria. Dichas decisiones deberán ser comunicadas al Jefe de Gabinete de Ministros”, agrega.

Además, se aprueba el protocolo que las autoridades porteñas presentaron para habilitar la actividad. Entre otros puntos, el reglamento establece que las mesas deberán estar a un mínimo de dos metros de distancia entre sí. Y que, de ser posible, la distancia entre los comensales en cada mesa deberá ser de 1,5 metro.

Las mesas deberán ser como máximo para cuatro personas. Habrá que limpiarlas y desinfectarlas después de que se retire cada cliente y antes de que se siente uno nuevo.

Fuente: Clarín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s