Hoy cumple 58 años el gran David Fincher

David Andrew Leo Fincher, es un director y productor estadounidense de cine, televisión y vídeos musicales. Fue nominado para el Óscar a mejor director por El curioso caso de Benjamin Button (2008) y La red social (2010). Por esta última, ganó el Globo de Oro al mejor director y el Premio BAFTA a la mejor dirección.

También es conocido por haber dirigido la película de terror y ciencia ficción Alien en su debut como director y los thrillers psicológicos Seven (1995), Fight Club (1999), Perdida (2014), Zodiac (2007) y The Girl with the Dragon Tattoo (2011), entre otras; además de tener un papel decisivo en la creación de las series de televisión House of Cards y Mindhunter, ambas de Netflix.

Sus películas Zodiac y La red social están incluidas en el ranking de la BBC Las 100 mejores películas del siglo XXI

Cinco películas de David Fincher para volver a ver en casa:

*1. LA CHICA DEL DRAGÓN TATUADO (Netflix)

La chica del dragón tatuado
La chica del dragón tatuado

La chica del dragón tatuado es una de las películas más ambiciosas de David Fincher, ya desde sus imponentes títulos de crédito. Estaba claro que el realizador quería adaptar la trilogía completa del fallecido periodista y novelista sueco Stieg Larsson, y que la primera parte era la enorme puerta de entrada para que mordiéramos el anzuelo. Lamentablemente, el plan de continuar trabajando junto a una de sus actrices más queridas (Rooney Mara) se frustró cuando el largometraje no tuvo el éxito comercial que se esperaba, y el proyecto de continuar con la adaptación de la famosa saga quedó trunco. La propia Mara -nominada al Oscar por su gran interpretación de Lisbeth Salander- se lamentó de no haber podido personificar nuevamente a uno de los mejores papeles de su carrera. Si bien el film cae en ciertos excesos propios de Fincher (por momentos, se la siente excesivamente larga), la historia cuaja perfecto dentro de sus inquietudes: el policial, personajes oscuros, y cierta distancia a la hora de narrar.

*2. RED SOCIAL (Claro Video, iTunes y Google Play Películas)

Red social
Red social

Con solo ver la primera secuencia de Red social ya podemos vislumbrar la dirección hacia dónde se quería dirigir Fincher. Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg) está tomando una cerveza en un bar con su novia, Erica Albright (Mara, en un rol apócrifo y antagónico al de La chica del dragón tatuado, una prueba más de su versatilidad), y la velocidad con la que hablan pone al descubierto quién es el hombre detrás del guion: Aaron Sorkin. Si bien en la escena no está el clásico walk and talk del creador de The West Wing Studio 60 on the Sunset Strip, sí está en espíritu a través de ese incesante ida y vuelta. Al mismo tiempo, sabemos que Fincher no quiso contar meramente la gestación de Facebook -tampoco es un estudio de personaje de su creador- sino que aspiraba a estudiar algo global de lo que pocos quedan exentos: la desesperación por pertenecer. En ese sentido, Red social es más un estudio antropológico que una biopic, con una banda sonora descomunal de Trent Reznor y Atticus Ross, y un guion al que no le sobra una coma, y por el cual Sorkin se llevó a su casa el Oscar.

*3. PERDIDA (Netflix, Movistar Play)

Perdida
Perdida

Luego de trabajar con él en tres de sus largometrajes (El curioso caso de Benjamin Button, Red social La chica del dragón tatuado), Fincher volvió a convocar al montajista australiano Kirk Baxter para su thriller de 2014, Perdida, basado en la novela de Gillian Flynn, quien la adaptó para la pantalla. En cierto punto, se trata de la producción más feminista de un cineasta que no se caracteriza precisamente por darle un gran lugar a la mujer en su obra (con excepción de los roles de Erica Albright y de Lisbeth Salander), y que en este caso opta por dejar verbatim (mérito también de Flynn), el brillante monólogo sobre las “chicas cool” de Amy Elliott Dunne (Rosamund Pike), diatriba acerca de aquello que los hombres esperan de las mujeres. De todas formas, Perdida es, como casi todos las películas del realizador, una obra que funciona en múltiples niveles. Como consecuencia, además de abocarse al whodunit de turno, brinda una mirada inquietante sobre la complejidad del matrimonio (hay algunos guiños a Ojos bien cerrados), y sobre hasta qué punto a lo verdadero se lo encuentra solo si miramos puertas adentro. Por lo tanto, la incorporación de Baxter no es casual: el editor concibe unas secuencias que nos recuerdan a las mejores de Red social, de una apabullante contundencia, también apuntaladas por dupla Ross-Reznor.

*4. PECADOS CAPITALES (Netflix, Amazon Prime Video, Movistar Play)

Pecados capitales
Pecados capitales

Tras su aclamado paso por el mundo del videoclip (no olvidar que el cineasta es responsable del icónico video “Vogue” de Madonna), Fincher hizo su debut con Alien 3, experiencia que hasta el día de hoy recuerda como el gran traspié de su carrera, al tomar la batuta de un proyecto que sentía que no lo representaba. Tres años después, la revancha llegó con Pecados capitales, su primera película policial hecha y derecha -que cuenta con un muy buen guion de Andrew Kevin Walker-, protagonizada por Morgan Freeman y Brad Pitt, como un detective de homicidios en el ocaso de su carrera, y un compañero ávido de aprender, respectivamente. En conjunto, William y David investigan una serie de asesinatos asociados a los pecados capitales, y lo hacen en ese clima sombrío propio de Fincher. De hecho, algunos toques de humor negro se van asomando -como en la emblemática escena de “¿¡qué hay en la caja!?”-, como si el cineasta ya estuviera coqueteando por entonces con un estilo mucho mejor pulido en una de sus mejores películas: la descomunal Zodíaco.

Trailer Pecados capitales

02:16

*5. EL CLUB DE LA PELEA (Amazon Prime Video, Movistar Play)

El club de la pelea
El club de la pelea

Puede que no sea su mejor film, pero El club de la pelea es,dentro de la filmografía de Fincher, la única película del cineasta a la que podríamos denominar “de culto”. En realidad, más allá de su obsesión por los personajes desdoblados antisistema, el resto de su obra no presenta la estridencia de esta adaptación de la novela de Chuck Palahniuk. Desde ese ingreso al club con sus reglas hasta un final visualmente extraordinario y bombástico -cómo no serlo cuando se lo musicaliza con “Where Is My Mind?” de los Pixies-, El club de la pelea fue comparada con La naranja mecánica de Stanley Kubrick (sin dudas, la influencia más notoria del cine de Fincher) por ese nihilismo a la hora de mostrar la violencia en un mundo de desencanto. De todos modos, el guion no termina de acompañar el estilo visual de un director que se caracteriza por querer que sus películas sean cohesivas, desde la banda sonora (Fincher quería a Radiohead, pero Thom Yorke se negó), hasta la dirección de fotografía, que en este caso sí estuvo a cargo de un compañero de larga data del realizador: Jeff Cronenweth.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s