Hoy se cumplen 48 años de la #MasacreDeTrelew

Se cumplen 48 años de la #MasacreDeTrelew donde 16 jóvenes militantes (presos políticos) fueron fusilados por la Marina. Un hecho trágico en nuestra historia que, por sus características, sería el preludio de la última dictadura: Secuestros, torturas, muerte y desapariciones.

Poco después de la 18.45 del 15 de agosto de 1972, los primeros 6 fugados de la Cárcel de Rawson abordaron el único auto que se había quedado esperándolos después de que se escuchara un tiroteo dentro del penal. Era un Ford Falcon conducido por Carlos Goldemberg donde viajaban, apretados, Roberto Quieto, Marcos Osatinsky, Fernando Vaca Narvaja, Mario Roberto Santucho, Enrique Gorriarán Merlo y Domingo Menna. Los otros vehículos se habían alejado de las inmediaciones de la cárcel por una interpretación equivocada de lo que estaba sucediendo.

Casi al mismo tiempo aterrizaba en el aeropuerto de Trelew el avión de Austral que, apena unos minutos después sería tomado por 3 guerrilleros para completar la fuga. El avión era un BAC-111 con capacidad para más de 130 pasajeros y con combustible como para desviar el vuelo a Puerto Montt o incluso a Santiago de Chile.

Mientras tanto, los otros presos que trataban de fugarse de la Cárcel de Rawson eran unos 110: tenían el penal bajo control, pero estaban a pie. Mientras mantenían la esperanza de que volvieran los camiones decidieron llamar a taxis de la zona. Al rato se presentaron cuatro coches, y se subieron los 19 presos que seguían a los 6 que habían logrado abordar el avión de Austral y habían fugado a Chile.

En el camino, uno de los coches, con problemas mecánicos, tuvo que ir muy despacio: los demás decidieron mantenerse a su ritmo, para no abandonarlo. Ese retraso fue fatal. A las 19.45, cuando llegaron al aeropuerto, descubrieron que el Boeing había despegado unos minutos antes.

Los fugitivos tomaron posiciones en el edificio: eran 14 hombres y 5 mujeres. Un batallón de infantes de marina, comandado por el capitán de corbeta Luis Sosa, llegó pocos minutos después.

El sitio duró horas. En el aeropuerto había muy pocos pasajeros, y algunos empleados de las aerolíneas, personal técnico, changadores y los dueños del bar. Los guerrilleros se instalaron en distintas ventanas y puertas para tratar de controlar la situación.Play

A eso de las nueve empezó el contacto con la prensa: María Antonia Berger, Mariano Pujadas y Pedro Bonet, por las FAR, Montoneros y el PRT-ERP hablaron y sus testimonios quedaron grabados como un documento histórico. Bonet habló de las condiciones de la rendición:

-Nos vamos a entregar en presencia del juez (Alejandro) Godoy, para garantizar nuestra integridad y nuestra seguridad física.

La charla duró 50 minutos. Diez minutos después, Pujadas, desarmado, salía a hablar con el capitán Sosa y volvió a pedirle que trajera un médico:

-¿Y para qué quieren un médico?

-Tenemos experiencia sobre la forma en que hemos sido tratados otras veces por la represión…

Sosa les dijo que los llevarían a la base Almirante Zar; los militantes se negaron: dijeron que si los llevaban a la base temían por sus vidas. Finalmente, Sosa les prometió que los devolvería al penal de Rawson.

El ómnibus salió, rodeado por otros vehículos militares, hacia la base Almirante Zar.

Los días previos al fusilamiento

Cuando llegaron a la base Almirante Zar, la noche del martes 15, los 19 presos fueron distribuidos de a dos o tres en ocho celdas chicas que se alineaban a los dos lados de un pasillo de dos metros de ancho. A eso de las cuatro de la mañana les dieron colchonetas y mantas, les cerraron las puertas enrejadas y pudieron tirarse a dormir.

Los dos primeros días el trato fue correcto. Les daban de comer en las celdas, y el pasillo estaba lleno de guardias pero, como eran colimbas, charlaban con los presos sin mayor problema. En la mañana del jueves 17, María Antonia Berger fue interrogada por tres oficiales de la Marina.Los guerrilleros en el aeropuerto: luego serian fusiladosLos guerrilleros en el aeropuerto: luego serian fusilados

Esa noche, el trató empezó a cambiar. A eso de las dos de la mañana, en el turno de guardia del teniente Bravo, unos gritos en el pasillo despertaron a todos los presos:

-¿Quién los ayudó a preparar la fuga?

-Los abogados les pasaron materiales, ¿no? ¡Confesá!

La escena se repetía todas las noches. Los colimbas fueron reemplazados por suboficiales con ametralladoras pesadas apostados al final del pasillo. De día, ya no les llevaban la comida a las celdas: los hacían comer, de a uno, en una mesa al fondo del pasillo. Mientras comían, dos soldados y un suboficial los apuntaban con armas largas sin seguro y con una bala en la recámara.

El 19 a la tarde los sacaron de a dos por vez y los llevaron a un patio, donde los pusieron contra una pared. Enfrente, 5 marinos los apuntaron con sus FAL. Luego un oficial dio la orden de que la llevaran de vuelta al calabozo.

El 20, los guardias entraron al pasillo a eso de la una de la mañana y empezaron a patear las puertas de las celdas:

-¡Arriba! ¡Recoger los colchones y las mantas!A los detenidos les hicieron simulacros de fusilamientos. La madrugada del 22 de agosto, los acribillaron en sus celdasA los detenidos les hicieron simulacros de fusilamientos. La madrugada del 22 de agosto, los acribillaron en sus celdas

Los presos se levantaron y, de pronto, se apagó la luz. María Antonia estaba de pie al lado de la plancha que servía como cama cuando oyó que los marinos, en el pasillo, cuchicheaban entre ellos:

María Angélica Sabelli, que estaba con ella en la celda, le susurró que en cualquier momento iban a empezar los tiros.

-No, seguro que va a ser otro simulacro de fusilamiento. Cualquier cosa, nos tiramos cuerpo a tierra, y no nos asustemos. Tratemos de estar tranquilas, che, es lo más importante.

Al rato, los guardias prendieron las luces y los empezaron a sacar, de a uno, para los interrogatorios habituales.

Historias Innecesarias: La masacre de Trelew, fuga frustrada y fusilamientos |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s