El 18 de Agosto de 1961, Arturo Frondizi recibía en la Quinta de Olivos al ministro de industria de Cuba, Ernesto Guevara Lynch

El 18 de Agosto de 1961, en el más absoluto secreto, el entonces presidente argentino Arturo Frondizi recibía en la Quinta de Olivos al entonces ministro de industria de Cuba, Ernesto Guevara Lynch, las consecuencias de esta reunión se verían 7 meses después aunque no serían las esperadas por ambos.

En la reunión del Consejo Interamericano Económico y Social (CIES) perteneciente a la OEA realizado en Uruguay en Agosto de 1961 se esperaba tensos encuentros entre los delegados de EEUU y Cuba, ya que este se realizaba 4 meses después de la frustrada invasión de bahía de Cochinos. Los EEUU pretendían imponer la “Alianza para el Progreso”, una especie de Plan Marshall pero a menor escala para poder monitorear e intervenir en las economías latinoamericanas, por su parte Cuba, que había declarado el carácter socialista de la revolución, pretendía una mediación de Brasil o Argentina para descomprimir las relaciones con los EEUU y así no depender exclusivamente de la URSS para su desarrollo económico.

Guevara estaba instalado en el Playa Hotel de Punta del Este donde luego de una reunión con su familia fue abordado por un enviado de Arturo Frondizi, el diputado de la UCR Jorge Carretoni, este le hizo llegar la invitación del presidente argentino para una reunión ultra secreta, el “Che” aceptó y la mañana del 18 de Agosto tomó un avión en Montevideo con destino al aeropuerto de Don Torcuato.

Frondizi convocó al vicealmirante Fernando García y al teniente de corbeta Emilio Felipichi para que con absoluta reserva fueran la custodia de Guevara en el país, esto provocó un revuelo ya que no pudieron evitar comunicárselo a sus superiores quienes enfurecidos comenzaron a hacer planes para asesinarlo o detenerlo ya que pesaba sobre él una orden de captura por ser desertor del servicio militar argentino. Frondizi se entera del plan y advierte al jefe de la armada y de la fuerza aérea que se abstengan de acercarse al “Che” ya que era invitado como diplomático extranjero.

La reunión de más de una hora fue cordial aunque desde el inicio quedaba claro que no habría un acuerdo en los puntos principales, que Argentina interceda ante los EEUU y que Cuba desistiera de apoyar levantamientos armados en América latina, Guevara agradeció la predisposición para conversar con Cuba (Frondizi ya había recibido a Fidel castro en 1959) y solicitó que la custodia lo llevara a la casa de sus tíos antes de regresar a Uruguay. Esa misma noche se produjo una reunión de los altos mandos militares que exigieron la renuncia de Frondizi, este contestó públicamente “Solamente los débiles eluden la confrontación con hombres que no piensan como ellos, habríamos faltado a nuestros deberes de gobernantes y americanos si hubiéramos rehuido el diálogo”.

La relación entre las fuerzas armadas y el presidente nunca se recuperó, luego de las elecciones de Marzo de 1962 donde se impuso el peronista Andrés Framini, Frondizi fue derrocado, por su parte al no conseguir Cuba apoyo de los países de Latinoamérica entró en la órbita de los países socialistas de la URSS y EEUU comenzó con el bloqueo de hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s