A dos años del rechazo del Senado al aborto legal, se vuelve a gritar #AbortoLegal2020 #ArgentinaPorAbortoLegal @CampAbortoLegal

El 8 de agosto de 2018 y después de 36 horas de sesión, la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) fue rechazada por la Cámara Alta por 38 votos en contra y 31 a favor.

El 8 de agosto de 2018, un grupo de 38 senadores votaba en contra del Proyecto de Interrupción Legal del Embarazo y dejaba a la deriva, con su voto, el reclamo de miles de mujeres por “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”

No se habrá logrado un triunfo legislativo, pero sí un cambio de 180 grados en la conciencia social. De este tema no se hablaba. Ahora, en cambio, se habla permanentemente.

El año pasado, en una nota para Pagina 12, Nelly Minyersky experta en Derecho de Familia una de las pioneras de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito dijo, luego del 8A, para Minyersky, “ha quedado claro quién está del lado de la vida” y “quién del lado de la muerte”. “Nosotras no somos enemigas de la vida, como dicen muchos. Ni estamos en contra de la familia. Muchas somos madres y abuelas y estamos feliz con esa circunstancia. Lo que pasa es que así como no hay mejor noticia que un embarazo querido, no hay peor noticia que un embarazo no deseado. Y eso tiene que ver con una concepción ética de la vida digna”, explicó.

“El Estado no puede invadir mi proyecto de vida bajo creencias que no son obligatorias para todos los ciudadanos”, consideró Minyersky. Y explicó: “Ampliar derechos no obliga a nadie a hacer nada. Restringir derechos, en cambio, somete a un enorme sector de la población a ser víctima de creencias que no comparte. Existen muchas morales y uno puede estar de acuerdo con unas y en desacuerdo con otras. Pero el derecho es para todos los ciudadanos, más allá de esas morales o creencias”.

El gran desafío que tienen por delante como Campaña, consideró Minyersky, es “llegar a sectores más amplios, a los sectores que más sufren estas condiciones”. No hay que olvidarse, continuó, que “la penalización de aborto es de la más discriminatorias. Porque si bien los efectos los sufrimos todas las mujeres, se sienten con mayor crueldad en los sectores más humildes”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s