Estados Unidos: se recrudecen las protestas en Portland con la presencia de agentes federales

Varios agentes federales aparecen rodeados de gases lacrimógenos durante las protestas raciales en Portland, Estados Unidos, el 24 de julio de 2020.
Varios agentes federales aparecen rodeados de gases lacrimógenos durante las protestas raciales en Portland, Estados Unidos, el 24 de julio de 2020. © Noah Berger / AP

La ciudad más grande del estado de Oregón lleva dos meses en medio de protestas raciales y movilizaciones contra la gestión del presidente Donald Trump. Las autoridades estatales acusan a las federales de empeorar la situación con el envío de agentes de otras partes del país.

Manifestantes y policías se enfrentaron en inmediaciones de la Corte Federal de Justicia de Portland en una movilización que se prolongó hasta la madrugada, cuando agentes antidisturbios intervinieron con gases lacrimógenos.

Ya son más de dos meses los que lleva Portland sumida en la ola de manifestaciones desatada tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía de Minneapolis. Allí, las protestas de corte racial contra el sistema político y policial estadounidense y, en concreto, contra la gestión del presidente Donald Trump no dan tregua. 

Estos disturbios han causado también que el enfrentamiento entre las entidades estatales y la federal se avive. Trump ha comenzado a enviar policías de todo el país a ciudades que considera “violentas”, pero que están gobernadas por demócratas, mientras que las autoridades de Portland creen que, desde que desplegó a agentes allí, la situación ha empeorado.

La noche del pasado viernes un juez federal desestimó la solicitud del fiscal general de Oregón, que pedía restringir las acciones de la policía federal en la ciudad de Portland. El Servicio Federal de Protección ya había declarado como “reuniones ilegales” todas las concentraciones previstas en la ciudad.

Varios órganos judiciales del estado acusaron a los agentes de perpetuar actos que iban contra el derecho de los manifestantes y de detener a gente aleatoriamente que no tenían nada que ver con la protesta. Los agentes detuvieron a docenas de personas durante la última noche y varios ciudadanos resultaron heridos.

En principal motor de las protestas es el movimiento anti-racista “Black Lives Matter”, que lleva liderando las protestas raciales en Estados Unidos durante los últimos meses, pero también se sumaron una serie de grupos más, como el de los trabajadores de la salud o los profesores.

Protestas pacíficas del movimiento "Black Lives Matter" en Portland, Oregón, Estados Unidos. El 23 de julio de 2020.
Protestas pacíficas del movimiento “Black Lives Matter” en Portland, Oregón, Estados Unidos. El 23 de julio de 2020. © Noah Berger / AP

¿Un truco político?

El envío de agentes federales por parte del presidente Trump, para combatir la “ola” de violencia criminal en varias ciudades del país ha generado numerosas críticas por ser considerado un “truco político”, ya que se centra en localidades gobernadas por demócratas.

Durante las protestas de esta semana, hasta el mismo alcalde de Portland, el demócrata Ted Wheeler, fue gaseado con lacrimógenos mientras participaba en las manifestaciones.

Varios sectores demócratas creen que esto solo se trata de una estrategia para aparentar firmeza contra sus adversarios políticos, de cara a su electorado y a las elecciones presidenciales previstas para el 3 de noviembre de este año.

Periodistas denuncian ataques de la Policía Federal

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) denunció este viernes ataques contra profesionales de la información por parte de agentes federales desplegados en Portland.

Un policía federal rechaza de una patada un bote de gas lacrimógeno lanzado por los manifestantes durante los disturbios en Portland. El 24 de julio de 2020.
Un policía federal rechaza de una patada un bote de gas lacrimógeno lanzado por los manifestantes durante los disturbios en Portland. El 24 de julio de 2020. © Marcio José Sánchez / AP

“Los periodistas en Portland no deberían tener que preocuparse de ser atacados por agentes federales mientras hacen su trabajo”, señaló en un comunicado Carlos Martínez de la Serna, director de programa del CPJ.

El CPJ destacó varios casos de profesionales de los medios atacados en Portland, entre ellos el del fotógrafo independiente Jungho Kim, alcanzado con una bala de goma a pesar de que estaba identificado como prensa y que no había ningún manifestante a su alrededor, según su propio testimonio.

También el de Mike Baker, un reportero de The New York Times supuestamente golpeado por un agente federal, o el del fotógrafo del Portland Tribune Jonathan House, que denunció haber recibido una bala de goma.

Con AP y EFE

fuente https://www.france24.com/es/20200725-portland-protestas-raciales-policia-federal-eeuu?fbclid=IwAR33Is1iU316imYMa3BqXY9BgbW6otq9DAZnAgiPX5vU-Wi-7ZsyOfUYTJw&ref=fb_i

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s